Detox week

Hoy quiero hablaros de una dieta que inicié hace unas semanas atrás y que por el momento me ha dado muy buen resultado. 

Antes de empezar a contaros en que consiste quiero especificar que, evidentemente yo no soy dietista ni especialista en nutrición, y por lo tanto si estáis pensando en seguir algún tipo de dieta es aconsejable que consultéis a un especialista para que os oriente de la mejor forma posible para lograr vuestro objetivo. 

Ahora sí, os cuento en que consiste. En mi caso, llevaba ya unos meses en que había subido mi peso habitual y no lograba cortar la ansiedad por comer caprichos, que al fin y al cabo, eso es lo que desestabiliza una dieta equilibrada. Y por lo tanto, necesitaba empezar de un modo estricto, para conseguir en primer lugar depurar mi organismo, controlar esa pequeña ansiedad y poder cerrar un poco mi estómago. 

Mi padre hace ya bastantes años que realiza este plan detox, que le recomendó un especialista. Consiste en seguir durante una semana una dieta liquida fundamentada en un preparado de syrope de savia, infusiones y zumos naturales. 


Yo en mi caso lo hize durante 5 días seguidos, ya que como os he dicho, para poder hacer una dieta equilibrada necesitaba parar la ansiedad y re-educar mi estómago. El preparado con syrope de savia se realiza con 14 cucharadas de éste, 5 limones exprimidos, una pizca de cayena y agua, y se toma 1,5 litros de este preparado durante el día, junto con infusiones y tés. También se puede tomar algún zumo de frutas natural. Nada de productos pre-elaborados. Una vez transcurridos los 5 días empecé a introducir alimentos como verduras hervidas. Y ya seguidamente empecé con una dieta equilibrada de alimentos, restringiendo la ingesta de pan e hidratos de carbono. 

Conseguí eliminar los líquidos retenidos por mi cuerpo, desintoxicarlo de las “guarradas” que últimamente comía, y reducir el apetito y la ansiedad por la comida. A día de hoy sigo con con mi dieta, sin pasar nada de hambre, y comiendo alimentos saludables para el organismo. Sobretodo hay que ser consciente en que hay que comer de forma equilibrada, y de este modo evitar el efecto yo-yo de las dietas. 


Pero como ya os he dicho al inicio del post, ésto es algo que yo he hecho de forma consciente y controlada, y que en caso de que queráis seguir cualquier tipo de dieta lo más aconsejable es seguir las pautas de profesionales de la nutrición y si es posible, acompañarla de ejercicio físico. 

Me despido de vosotros desde México! Que tengáis un feliz fin de semana!!!

Besos, 

Marta 

Semana 6: dieta, ejercicio y vacaciones

Las vacaciones suelen ser sinónimo de excesos. Al menos en mi caso. Especialmente si decidimos dedicar nuestros días libres a viajar, en lugar de pasar las vacaciones en una segunda residencia.

Moverte de hotel cada noche o cada dos noches, improvisar comidas, desayunos americanos o continentales de buffet libre y la falta de ejercicio… En definitiva: mi road trip de estos días.

imageYo estoy haciendo un acto de voluntad, pero me temo que he recuperado algo de peso. Ya os lo confirmaré el próximo jueves. Pero empiezo a creer que no llego al objetivo ni de coña!

Procuro desayunar fruta, yogur, cereales con leche desnatada/tostada y un café. Entre horas algo de fruta y en las comidas ensalada. Aunque ya sabéis… la comida americana… Por mucho que pidas una ensalada engorda muchísimo! Aunque sólo sea por los aliños…

El ejercicio estos días consiste en caminar y caminar. Hacer turismo es lo que tiene!

Así que sin mucha novedad esta semana respecto la operación recuperación!! Os daré más datos la semana que viene!! De momento os dejo una foto en el Paseo de la Fama comiendo sandía. Buen finde amigos!!!

Esther

Semana 4: cenas fáciles y super bajas en calorías

¡Hoy es jueves! Y eso significa: ¡post de operación recuperación postparto! Tengo que confesaros que entre exámenes y fines de semana he incumplido bastante la dieta y el plan de ejercicios. Sin embargo, he perdido 1,5 kg desde el día en que comencé. ¡Y me siento muy bien!

El gran truco de todas las dietas es la cena. Ya sabéis: mejor verdura cocida que vegetales crudos y siempre con algo de proteína. De postre: yogurt desnatado.

Para comer proteína no es necesario comer carne o pescado. Por ejemplo el jamón serrano, siempre y cuando le quites la grasa, también es un gran aliado. También el jamón cocido. O el huevo.

Un plato muy light y que yo ceno una vez a la semana es un revuelto de espinacas y gambas. Tiene un balance de verdura y proteína perfecto y además llena, está delicioso y no engorda nada. ¡El marisco es ideal para cualquier dieta! Otro día judías verdes con taquitos de jamón serrano. Y las cremas de verduras o el caldo de pollo también son un must en mi casa. La crema de zanahoria y puerro va genial para eliminar retenciones de líquidos no deseadas. Basta con hervir un manojo de zanahorias peladas con tres puerros y un cuarto de cebolla. Una vez hervido, pasar por la batidora, con un chorrito de aceite de oliva virgen extra, sal, medio vaso de leche desnatada, dos vasos del caldo en el que habéis hervido la verdura y un quesito. ¡Me encanta! Podéis añadirle taquitos de jamón o queso fresco granulado al final, para decorar y tener la sensación de comer algo sólido. Es básico masticar en la dieta. Sino tenemos la sensación, siempre, de estar comiendo agua.

  

¡Hasta el próximo jueves! ¡Desde San Francisco! 🙂

Esther

 

Semana 3: rutina de ejercicios

Para ir adelgazando, colocando todo en su sitio y tonificando a la vez, es básico seguir una rutina de ejercicios a la vez que modificamos la alimentación.

Mi rutina de ejercicios es de entre 30 a 45 minutos diarios 5 ó 6 días a la semana. Y estos días de ejercicio voy alternando cardio y tonificación.

Como con la niña no puedo irme de casa muchas horas, 3 ó 4 días a la semana me pongo con el MAT delante de la tele y sigo este video de Pilates desde casa para el que no se necesita más que un MAT, una toalla pequeña y una botella de agua. ¡Y ganas! El primer día solo pude seguir 25 minutos. ¡Pero no hay que venirse abajo! Llevo mucho tiempo sin hacer ejercicio y tengo que acostumbrarme.

El segundo día, que fue el martes 26 de abril, ya pude seguir toda la clase, pero como el miércoles no me podia ni mover de las agujetas, decidí hacer cardio.

  

Para el cardio, bajo a la planta 16 de mi edificio en la que hay un mini gym con máquinas de correr, bicis estáticas y elípticas y, según el día, o hago todo el tiempo en la misma máquina, o si me canso combino 15/20 minutos por máquina, 2 máquinas (20 minutos bici y 20 elíptica, por ejemplo y otro día corro 30 minutos (correr me cuesta más). Luego subo a casa a ducharme así que no pierdo mucho tiempo de mis quehaceres domésticos o de máster.

  

Cuando hace buen día lo que hago es, en lugar de hacer Pilates o gym, voy a pasear andando rápido al lago Michigan, que está a 5 minutos de mi casa. Y mato dos pájaros de un tiro: paseo a Martina y quemo grasa. Pero si hago esto lo que hago es caminar 6/7 km, que corresponde a hora y cuarto de paseo rápido.

  

¡Esta es mi rutina de ejercicio! Aquí os actualizo los avances… ¡buen finde a todos!

Esther

Semana 2: cerrar la boca

No es ningún misterio: la mejor forma de adelgazar es cerrando la boca y que cuando la abres, sea para ingerir algo verde. Ésta vendría siendo mi religión estos días…

Esta vez no me he puesto en manos de nadie para que me guie en la aventura de perder peso, sin embargo como ya fui a una dietista antes ya más o menos sé cómo debo comer y qué alimentos puedo combinar para ir perdiendo peso. Aquí os dejo el decálogo:

Norma nº 1: carbohidratos sólo en el desayuno porque se pueden quemar a lo largo del día.

Norma nº 2: las primeras dos semanas, para perder más peso de golpe, conviene eliminar de la dieta pasta, arroz, patata y legumbres (el guisante aunque es verde, también es una legumbre). Los iremos introduciendo poco a poco en unos días.

Norma nº 3: la fruta debe comerse a media mañana y a media tarde, nunca de postre. (el plátano y la uva son las frutas que más engordan, yo las excluyo. El resto están permitidas. Las mejores son la piña, que tiene mucha fibra y es diurética, y las que contienen mucha agua, como la sandía y el melón.)

Norma nº 4: no pesar alimentos. Yo como  en cada comida hasta que dejo de tener hambre. La cantidad no engorda si la combinas bien. Puedes comerte dos frutas a media mañana o dos yogures de postre.

Norma nº 5: De postre siempre yogurt desnatado. Prohibidos helados y otros dulces. ¡Nada de azúcar! Puedes edulcorar con sacarina u otros edulcorantes de estos que se llevan ahora bajos en calorías.

Norma nº 6: Los aliños son a base de aceite de oliva virgen y vinagre. También zumo de limón o mostaza. El resto de salsas, nanai de la China.

Norma nº 7: La carne menos calórica es el pollo, el pavo o la ternera y el pescado menos calórico es el pescado blanco. Los huevos mejor en la cena, en tortilla o duros.

Norma nº 8: en 3 de las comidas tienes que ingerir proteína (desayuno, comida y cena).

Norma nº 9: Es mejor comer vegetales crudos a mediodía (tipo ensalada) y vegetales cocidos por la noche (tipo verdura). Se digueren mejor y la báscula lo nota.

Norma nº 10: la carne, el pescado y la verdura deben cocinarse hervidos, a la plancha o al horno. ¡No a los fritos!

Listos para empezar?

  

EJEMPLO DE MENÚ:

Desayuno

Una o dos tostadas con queso fresco y jamón dulce o pavo, aliñado con aceite de oliva + zumo de naranja natural + café o té con leche desnatada

Media Mañana

Fresas + piña

Comida

Ensalada de lechuga + tomate + cebolla + zanahoria y una pechuga de pollo o dos. De postre un yogurt desnatado

Media Tarde

Una infusión y una manzana

Cena

Revoltillo de huevos (2) + espinacas + gambas. De postre un yogurt desnatado.

 

  • Actualización Reto:

Ha pasado una semana y he perdido 500 gr. Lunes, martes y miércoles pude seguir la dieta a rajatabla. El jueves fue mi último día de clases y los profesores trajeron comida: pizzas y cupcakes. El finde hemos tenido amigos de Miami así que hemos comido y cenado por ahí: empanadas argentinas (comida) y italiano (cena). He vuelto a la dieta lunes, martes y miércoles.

No pasa nada si un día te lo saltas.  O dos. ¡Continúas luego y listo! Tardas más pero sigues bajando. Por fallar algún día no debes dejarlo y frustrar tu propósito 🙂

¡Nos vemos el jueves que viene con la semana 3 del Reto recuperación postparto!

Esther