UPDATE! Operación recuperación postparto

¡Amigos! Ya voy viendo en los reportes del blog que últimamente estáis consultando mucho nuestros posts de dietas, como el de la dieta de la piña o el de la espinaca. ¿Todavía arrastrando algún exceso del verano o buscando bajar algún kilito para recuperarlo en Navidad? 😉

Por mi parte, aprovecharé la ocasión para contaros -tal y como os prometí al volver de vacaciones- cómo “terminó” el tema de la recuperación postparto que empecé tan feliz unos meses antes del verano…

Básicamente todo iba muy bien hasta que aterricé en España y me llevé a la boca la primera aceituna, la primera croqueta, el primer pan de coca con tomate, algún bocadito de foie, o las delicias que cocina mi mamá… cuando uno vive lejos de España y no se permite la entrada de ciertos alimentos por la aduana la carne es aún más débil… así que decidí interrumpir el proceso de recuperación de mi peso ideal (60kg). (No sé si os acordáis que con el embarazo cogí la friolera de 24kg). Heavy, eh?! Como pequeño reminder, perdí más de 15 kg sólo con la lactancia y antes de llegar a España había perdido haciendo dieta elresto hasta 22 kg. La mala noticia es que en mi mes de vacaciones en España recuperé 2 kilitos. ¿Cómo estoy ahora? Pues no he llegado a los 60, pero ya he perdido los 24 kg clavados y ahora voy a por el peso de cuando me casé (me queda perder 3kg y fortalecer bastante). Os dejo a continuación foto de últimos días de barrigón y foto actual + foto de finales de julio tras volver de España y foto actual. Entre las dos primeras han pasado 11 meses y entre las dos segundas 3 meses.



Más o menos mi vida es tres semanas a dieta y la cuarta me la salto, otras tres semanas a dieta y la cuarta me la salto. Y así sucesivamente. No funciona para bajar demasiado pero al menos hago el gesto y las tres semanas que hago dieta me lo noto mucho. Os dejo algunas fotos de la evolución a ver qué os parece.

Un besete!

Esther

 

Anuncios

Semana 6: dieta, ejercicio y vacaciones

Las vacaciones suelen ser sinónimo de excesos. Al menos en mi caso. Especialmente si decidimos dedicar nuestros días libres a viajar, en lugar de pasar las vacaciones en una segunda residencia.

Moverte de hotel cada noche o cada dos noches, improvisar comidas, desayunos americanos o continentales de buffet libre y la falta de ejercicio… En definitiva: mi road trip de estos días.

imageYo estoy haciendo un acto de voluntad, pero me temo que he recuperado algo de peso. Ya os lo confirmaré el próximo jueves. Pero empiezo a creer que no llego al objetivo ni de coña!

Procuro desayunar fruta, yogur, cereales con leche desnatada/tostada y un café. Entre horas algo de fruta y en las comidas ensalada. Aunque ya sabéis… la comida americana… Por mucho que pidas una ensalada engorda muchísimo! Aunque sólo sea por los aliños…

El ejercicio estos días consiste en caminar y caminar. Hacer turismo es lo que tiene!

Así que sin mucha novedad esta semana respecto la operación recuperación!! Os daré más datos la semana que viene!! De momento os dejo una foto en el Paseo de la Fama comiendo sandía. Buen finde amigos!!!

Esther

Semana 5: largos paseos por el lago

Vale, lo admito: me salto la dieta más días de los que la hago. Pero como el plan de ejercicios lo sigo a rajatabla, me estoy poniendo bastante en forma y he perdido 2,5 kg desde que empecé el plan hace 5 semanas.

Como ya estoy de vacaciones, hace un tiempazo de lujo en Chicago, tengo el Lago Michigan a una calle de casa y a Martina le encanta salir de paseo; además de hacer pilates o cardio cada día, salgo a pasear entre 7 y 10 km a buen ritmo también cada día. 

La verdad que tengo unas agujetas en las piernas que me da la risa sólo de pensarlo. Qué horror!!! 

  
  
  
  
Además hoy hemos empezado nuestro road trip de este año, estamos en San Francisco, e intuyo que voy a seguir caminando mucho pero que voy a comer de lo lindo también!!! 🙂 ya os contaré qué tal la báscula, en 9 días, que estaremos de vuelta en Chicago para la graduación de M. 

Os dejo unas fotos de mis andanzas diarias y os animo a caminar mucho, que es sanísimo y activa el cuerpo y la mente. Y además es gratis!!! 

Esther

Semana 4: cenas fáciles y super bajas en calorías

¡Hoy es jueves! Y eso significa: ¡post de operación recuperación postparto! Tengo que confesaros que entre exámenes y fines de semana he incumplido bastante la dieta y el plan de ejercicios. Sin embargo, he perdido 1,5 kg desde el día en que comencé. ¡Y me siento muy bien!

El gran truco de todas las dietas es la cena. Ya sabéis: mejor verdura cocida que vegetales crudos y siempre con algo de proteína. De postre: yogurt desnatado.

Para comer proteína no es necesario comer carne o pescado. Por ejemplo el jamón serrano, siempre y cuando le quites la grasa, también es un gran aliado. También el jamón cocido. O el huevo.

Un plato muy light y que yo ceno una vez a la semana es un revuelto de espinacas y gambas. Tiene un balance de verdura y proteína perfecto y además llena, está delicioso y no engorda nada. ¡El marisco es ideal para cualquier dieta! Otro día judías verdes con taquitos de jamón serrano. Y las cremas de verduras o el caldo de pollo también son un must en mi casa. La crema de zanahoria y puerro va genial para eliminar retenciones de líquidos no deseadas. Basta con hervir un manojo de zanahorias peladas con tres puerros y un cuarto de cebolla. Una vez hervido, pasar por la batidora, con un chorrito de aceite de oliva virgen extra, sal, medio vaso de leche desnatada, dos vasos del caldo en el que habéis hervido la verdura y un quesito. ¡Me encanta! Podéis añadirle taquitos de jamón o queso fresco granulado al final, para decorar y tener la sensación de comer algo sólido. Es básico masticar en la dieta. Sino tenemos la sensación, siempre, de estar comiendo agua.

  

¡Hasta el próximo jueves! ¡Desde San Francisco! 🙂

Esther

 

Semana 3: rutina de ejercicios

Para ir adelgazando, colocando todo en su sitio y tonificando a la vez, es básico seguir una rutina de ejercicios a la vez que modificamos la alimentación.

Mi rutina de ejercicios es de entre 30 a 45 minutos diarios 5 ó 6 días a la semana. Y estos días de ejercicio voy alternando cardio y tonificación.

Como con la niña no puedo irme de casa muchas horas, 3 ó 4 días a la semana me pongo con el MAT delante de la tele y sigo este video de Pilates desde casa para el que no se necesita más que un MAT, una toalla pequeña y una botella de agua. ¡Y ganas! El primer día solo pude seguir 25 minutos. ¡Pero no hay que venirse abajo! Llevo mucho tiempo sin hacer ejercicio y tengo que acostumbrarme.

El segundo día, que fue el martes 26 de abril, ya pude seguir toda la clase, pero como el miércoles no me podia ni mover de las agujetas, decidí hacer cardio.

  

Para el cardio, bajo a la planta 16 de mi edificio en la que hay un mini gym con máquinas de correr, bicis estáticas y elípticas y, según el día, o hago todo el tiempo en la misma máquina, o si me canso combino 15/20 minutos por máquina, 2 máquinas (20 minutos bici y 20 elíptica, por ejemplo y otro día corro 30 minutos (correr me cuesta más). Luego subo a casa a ducharme así que no pierdo mucho tiempo de mis quehaceres domésticos o de máster.

  

Cuando hace buen día lo que hago es, en lugar de hacer Pilates o gym, voy a pasear andando rápido al lago Michigan, que está a 5 minutos de mi casa. Y mato dos pájaros de un tiro: paseo a Martina y quemo grasa. Pero si hago esto lo que hago es caminar 6/7 km, que corresponde a hora y cuarto de paseo rápido.

  

¡Esta es mi rutina de ejercicio! Aquí os actualizo los avances… ¡buen finde a todos!

Esther