De vuelta de México, el país que me robó el corazón

¡Ya estamos de vuelta en Chicago! Y con la vuelta a casa empieza también la rutina…

Han sido unas vacaciones increíbles y he vuelto -sin duda alguna- con un nuevo amor: MÉXICO.



Como hemos estado diez días, sólo nos ha dado tiempo de visitar la Riviera Maya, Holbox, Chichen Itzá y el Distrito Federal -que no está nada mal-, pero nos quedan sin duda pendiente la zona de Chiapas -que me muero por visitar- y la parte del Pacífico.

A mi marido y a mí nos encanta viajar con todo lo que ello comporta: visitar los sitios turísticos, los no turísticos, degustar el máximo posible de platos típicos del país… y al final terminamos por volver más cansados de lo que nos fuimos. Por poner un ejemplo… en la luna de miel cogimos 21 vuelos en 30 días. ¡Una locura!

Así que esta vez decidimos tomárnoslo con calma y reservarnos unos días para descansar en algún sitio tipo “luna de miel” de verdad. Y ese sitio fue Holbox.

Tengo muchísimas ganas de enseñaros algunas fotos de este viaje tan increíble en el que hemos visitado amigos españoles expatriados en México, hemos pasado unos días de relax en pareja y hemos visitado amigos mexicanos, así que muy completo.



De momento os dejo una foto con un vestido mexicano que me regalaron, y otra disfrutando del sol y del calor como un lagarto, os deseo muy buenas vacaciones a los que os vayáis de Semana Santa y os animo a que incluyáis México entre vuestros futuros viajes. 

El martes de la semana que viene os prometo una guía de mi viaje y recomendaciones para quien se anime a visitar el país centroamericano.

¡Besos y feliz Semana Santa! 

 Esther

P.D. ¡Ah! No olvidéis que tras este pequeño break incorporaremos a otra blogger a littleguiltythings. ¡Quién será!?

La caída de un mito o cuando la realidad supera la ficción.

Estoy segura que cuando os digo Mad Men todos sabéis de qué os hablo. Esta serie sobre creativos publicitarios ambientada en los años 60 ha marcado un antes y un después en el mundo televisivo. Su estética tan trabajada, los personajes tan bien definidos y la elección de los actores han sido para mí la base de su éxito.image

Reconozco que me enganché como una mosca a la miel desde el primer día. Cuando miraba la serie me sentía transportada a una época donde todo era posible, hacerse a uno mismo, tener amantes por un tubo, enrollarte con tu jefe o con todas las secretarias, pillar una buena curda en la oficina, fumar en la oficina y  un largo etcétera de barbaridades que ahora son impensables.

imagePero tal y como nos anticipan los títulos de crédito de la serie, para mí la calidad y el interés de la serie fue cayendo en el momento en que el personaje principal, the one and only Don Draper empieza su bajada a los infiernos.

Vi claro que la serie la sustentaba el carisma y sex appeal que desprendía Don Draper, encarnado por Jon Ham.

Hace unos días, leí en el periódico la siguiente noticia:

>http://www.elperiodico.com/es/noticias/gente/don-draper-ultima-copa-4050566

Sorpresa mayúscula! Resulta ser que Jon Ham ha salido de una famosa clínica de rehab,  justo coincidiendo con el final. Parece que en esta ocasión la ficción ha absorbido la realidad y ha transformado a Jon Ham en la peor versión de Don Draper. Quizás ya no sabe quien es Jon Ham.

Entiendo que debe ser muy duro verse reflejado en un personaje interpretado por uno mismo, por lo menos, extraño!! Si leéis la noticia, no es el único al que le sucede algo similar, Gandolfini empezó a emular en su vida real a Tony Soprano… A ver si resultará que siguen todos al pie de la letra el método Stanislavski!

En fin, me sorprendió bastante la noticia puesto que yo solo relaciono a Jon Ham con Don Draper y parece, literalmente, que uno se ha comido al otro. Realmente, con quién se nos cae la baba? Con Jon Ham o con Don Draper? Me quedo con Don Draper!

De todos modos, a mí, como fan de la serie hace un par de temporadas que me han perdido, ahí lo dejo.

Feliz lunes!

Anna

¡En busca del bikini perfecto!

 

¡Este post aquí dónde lo veis ha sido muy largo de preparar. Horas y horas buscando bikinis por la red… unas con mucho éxito y otras con menos. El caso es que como con todo… te terminas enamorando de un bikini por cómo queda… pero en realidad no es como te queda a ti, sino como le queda a una tía que es un espectáculo en sí mismo.

Así que me propuse -sólo por ésta vez- buscar bikinis que no llevara puestos ninguna modelo, para poder imaginar así cómo quedarían con mi tono de moreno, con mi pelo y con mi tipín serrano…

Y voilà! Descubrí la marca Made by Dawn que me volvió loca… los bikinis son en tonos piedra, muy sencillos y de estilo preadolescente. He de reconocer que quizás con 30 años sea un poco excesivo usar este tipo de bikini, pero francamente los encuentro cómodos y bonitos. Tipo los de TCN. Quedan muy bien si tienes poco pecho -que es mi caso-, pero no quedan tan bien si tienes culete panadera, como también es mi caso -son bastante escotados de nalga-.

Made by Dawn

Éstos son los tres que más me gustan. El link os lo dejo arriba, así podéis ver todos los modelos y precios, que rondan los 100$ por bikini (al cambio actual unos 100€).

Estuve dándole vueltas al tema -esto de comprar online es lo que tiene- y finalmente decidí que el tejido es el típico que no se seca fácilmente y que el pecho te queda sin forma… que se me vería demasiado el culo y que parecería una niña de 15 años.

Además vamos a pasar tres días en un hotel increíble -en plan luna de miel- en la isla de Holbox… que mejor que lucir algún bikini un poco más sexy, pamela en la cabeza y cocktail en una mano… y me fui rumbo al paraíso de la mujer sexy por excelencia: Victoria’s Secret.

holbox

Sí, lo sé… no es el típico sitio en el que una se identifique con las modelos… salvo por tener hambre… ;) pero lo admito… al final una tiende a pensar que al que no le guste que no mire y se compra lo que le gusta.

Y éste fue el bikini elegido, del que os dejo foto para que cotilleéis un poco.



Os mando un beso gordo desde el Caribe y prometo enseñaros más fotos y recomendaros sitios dónde ir…

Esther

Eh bombón tienes piel de melocotón

Mientras algunas (no diré nombres) se están bronceando por el Caribe yo he entrado en una fase bastante introspectiva. Seguro que se me pasa, no soy una persona tan profunda, pero de momento, me apetece quedarme en casa haciendo más bien nada o poca cosa. Pensando o sin pensar.

Entre las pocas cosas que hago, están mirar, observar, contemplar y admirar a mi hija Elisa. La analizo constantemente.

Y es que, por muy típico que sea, os lo quiero decir: Mi hija es perfecta. Permitidme hoy ser un poco moñas.

Sigo sin entender a quién habrá salido. Esos ojos azules, tan profundos y llenos de intención. Me fascina mirarla atentamente y ver donde fija la mirada, cuando pestañea. Me encanta cuando se gira y dice…¡Ai mami! en plan no me mires más que me gasto.

Tampoco entiendo la piel que tiene. Suave, sin ninguna imperfección. Ni pecas, ni manchas, ni granitos, ni arañazos, nada. Vale, es la típica piel de bebé, pero mi piel es la más imperfecta del mundo así que me chifla su perfección cutánea!

mi bombón

MI BOMBÓN

Vamos, todo un bomboncito que se va haciendo mayor. Hoy por hoy, su máxima preocupación es pensar qué galletas quiere merendar o de qué color quiere colorear una hoja. Pero a su manera, toma pequeñas decisiones, cosa que a mí me deja alucinada.

En fin, estas cuatro líneas no son más que unas reflexiones de una madre como otra enamorada perdidamente de su hija, así, por qué sí y sin poder remediarlo. Quería compartirlo con todos por que estoy segura que le pasa a todo el mundo. ¿Es imposible no estar enamorado de tus hijos?

¿Me equivoco?

Me despido, ya sabéis qué voy a hacer…sí, observar a mi hija con Let it go de fondo…

Anna

Gasol vs Gasol

Una de las experiencias más auténticas en este país es poder disfrutar de un partido intenso de la NBA. En nuestro caso y puesto que somos de Barcelona, nuestra máxima ilusión era poder ver de cerca a los hermanos Gasol jugando el uno contra el otro.

Y no nos equivocábamos ni un pelo. ¡Fue INCREIBLE!

Existe un website americano -pincha aquí- de subasta de entradas en el último segundo antes del partido. Merece mucho la pena esperarse, porque salen entradas en sitios buenísimos tiradísimas de precio (para lo que son unas entradas de la NBA). Pero claro, si no sale te quedas sin.

Así hicimos nosotros… esperamos… y una hora antes del partido: entradas de primera fila de 300$ por persona a 170$ por persona. ¡EN PRIMERA FILA DETRÁS DEL BANQUILLO DE LOS MEMPHIS GRIZZLIES! Que los oíamos hablarse entre ellos y toser.

Los americanos tendrán lo que queráis, pero organizando eventos multitudinarios y en cuestiones de marketing son los mejores. Sin duda alguna. No se les escapa un detalle, un minuto sin algo que hacer…

Para mí, una persona sin excesivo interés deportivo, esto es de agradecer. Confieso que el baloncesto me gusta muchísimo más que el futbol, sin embargo no tengo muy claro si es sólo por el deporte o también porque hay muchas cosas más que hacer que estar viendo veintidós tíos en calzoncillos detrás de una pelota en un campo verde, pasando frío -la mayoría de las veces- y durante dos horas eternas.

Aquí, a la hora prevista de comienzo… se empieza con el himno americano (cada día lo toca o canta alguien distinto, el otro día cantó una negrita que daban ganas de llorar de lo bien que lo hizo. Piel de gallina). No os creáis que es cualquier cosa esto de cantar el himno… todo el mundo se pone mirando hacia una bandera americana que cuelga de uno de los lados del estadio y debajo hay un playback (que no karaoke), que te chiva la letra para que puedas seguirla. Todo el mundo guarda silencio salvo la persona que la canta. No os vayáis a lanzar que esto ya me pasó a mí y pasé una vergüenza… ;) (Yo como si fuera al karaoke de mi barrio a cantar un beso y una flor…)

Y después… mi momento preferido en el United Center: Se apagan las luces… altavoces a tope… y comienza el video de los Bulls mientras se ven por todo el estadio toros corriendo en plan estampida… (¡¡¡GO BULLS!!!). Os dejo el video para que os emocionéis un poco…

Y luego sí ya empieza el partido tras la presentación de jugadores. ¡¡Adoran a los Gasol en este país, por cierto!! Sacan los dos jugadores más altos y empiezan los cuatro cuartos… y lo típico que ya sabéis… entre cuarto y cuatro y en los tiempos muertos: cheer leaders bailando en mini falda como si no hubiera un mañana, unos tíos increíbles con tambores que tocan súper bien, la mascota del equipo haciendo el ganso, un todo volador que escupe camisetas gratis de los Bulls y comida más comida, refrescos y birras. En primera fila también hay servicio de camarero al sitio, no tienes ni que salir a los stands de fuera de las gradas.

IMG_4473

IMG_4476-1

Lo más chulo de ver jugar los Memphis Grizzlies contra los Chicago Bulls es ver jugar en equipos distintos a los dos hermanos Gasol. Además se marcan el uno al otro, así que juegan pegados prácticamente todo el rato. Son buenísimos los dos, la verdad sea dicha, pero es mucho más invasivo Pau, que va dándole golpecitos al hermano, poniéndole nervioso, etc… (todo reglamentario). Marc es mucho más tranquilo. Las mata callando, pero cuando da manotazo lo da con ganas y se oye. Además tiene mucha paciencia encontré. Si mi hermano me estuviera dando golpecitos así durante todo el rato, le diría cuatro cosas seguro!! (ya sabéis: la confianza…).

Os dejo unas fotos y toda la info de la web de subasta de entradas, el video promocional de los Bulls y si venís por Chicago… queda súper recomendado visitar el templo de Michael Jordan, el jugador que dio a los Bulls su época de oro.

Yo ya soy súper fan… ¡¡¡GO BULLS!!!

Esther