Cómo escoger un restaurante

Como sabéis me encanta ir a desayunar, comer, hacer el aperitivo, merendar y cenar fuera de casa. Y si a esto le sumamos un nivel de exigencia alto y que la oferta gastronómica de Barcelona es inmejorable, la elección de restaurante es una tarea complicadísima.image

¿Cómo lo hacemos nosotros?

Lo primero de todo, consultar con el estómago: ¿Qué me apetece hoy? ¿italiano? ¿mexicano? ¿japonés? ¿probar algo nuevo? ¿te apetece una cosa concreta?¿mucho, poco? Pero hay veces que no funciona, simplemente te apetece salir a comer fuera pero no sabes exactamente qué, con que sea delicioso es suficiente. Mal asunto si somos 4 y los 4 queremos cosas distintas. Habrá que pactar.

Para facilitarte las cosas, es está bien tener un gurú de referencia. El gurú es aquel amigo/amiga que sale más que tú y que tiene un paladar parecido al tuyo (esto es básico). Es aquel amigo que siempre se entera de los locales guays o nuevos que hay que probar. Antes de decidir, consultarlo o incluso si te has decidido por un restaurante, pregúntale que tal.

Importante, depende del hambre que tengas, se te olvida el presupuesto. Hay que tenerlo en cuenta.

No mires los reviews en tripadvisor, si no no te moverás de casa. Fíate de los comentarios de gente que conoces!

Aunque para mi un poco secundario, también es necesario decidir la zona del restaurante, más que nada para el plan posterior!

Es práctico tener un par o tres restaurantes de cada tipo de referencia. Pero hay que ser muy organizado o tener una buena memoria!

¿Qué os parece? ¿Tengo razón o no?

Anna

Steak Tartar: uno de mis platos preferidos

¡Me encanta la carne cruda! Principalmente en versión Carpaccio de Buey o Steak Tartar, ¡que nadie me mal interprete! (todavía no soy Hanníbal Lecter).

Hace algunos años que lo hago en casa y la verdad que es donde más me gusta tomarlo. Básicamente porque compro la carne de la mejor calidad, que es el principal secreto para que esté buenísimo y en las mejores condiciones. Os recomiendo que tengáis cuidado del sitio en el que lo pidáis precisamente porque lo mejor es que la carne esté lo más fresca posible. ¡Queda buenísimo con patatas fritas y con tostaditas!

Es el típico plato que a quién le gusta, le encanta y a quién no le da mucho asco. Así que si tenéis gente a cenar a casa, debéis aseguraros que les gusta comer este tipo de cosas antes de aventuraros.

Hoy quería compartir con vosotros la receta que sigo desde que lo hago. Las cantidades de ingredientes son bastante a ojo pero queda muy fino. Os dejo el video de Youtube en el que un chico del restarurante Lágrimas Negras de Madrid explica cómo lo hacen en el restaurante, que es justo como lo hago yo en casa. Si lo probáis de hacer ya me contaréis.

Esther

Euro timo

Buenos días readers,

¿Qué tal ha ido el finde? El mío como casi todos, relajado relajado. Tan relajado que incluso he visto, ojo al dato, el festival de Eurovisión.

Recuerdo haberlo visto en muy pocas ocasiones, no soy nada fan de este festival. Pero este año, sin nada mejor que hacer y con energía 0 para plantearme hacer algo más interesante, me apalanqué delante de la tele y vi un trocito de la gala de Eurovisión.image

Musicalmente me pareció soporífero. Lo que vi yo, baladas sosas e insípidas. Pero lo que me indignó mucho fue que casi todos los países cantaran en inglés. Me parece un si sentido que Alemania, Bélgica, Hungría, Grecia y un largo etcétera canten en este idioma. Quizás sea que tengo las hormonas revolucionadas, pero no me parece bien. ¡Viva la pluralidad! ¡ vaya timo!

Y eso que no vi ni las votaciones, que se ve que se pueden predecir a la perfección.

Al final, creo que España quedó en el puesto 21 de 27 ( bastante mal vamos). Aunque la canción es un bodrio, Edurne lo hizo bastante bien, convincente y emocionada y al menos, no cantó en inglés. El ganador fue Suecia, pero no lo vi.

En fin, no tengo claro que lo vuelva a ver el año siguiente, pero si la tendencia es que todos los países canten en inglés, paso mucho. Eurotimo.

Anna

BBQ Season

Una de las cosas que más me gusta cuando llega el buen tiempo son las Barbacoas, y como mis amigos comparten conmigo esta afición pues imaginaos lo bien que nos lo pasamos.

Gracias a que estas últimas semanas hemos tenido este increíble buen tiempo en Barcelona, ya llevamos un par de semanas haciendo cenas al aire libre, pero el pasado domingo, aprovechando que jugaba el Barça contra el Athletico de Madrid, y que era muy probable que ganase la liga matemáticamente, pues decidimos que qué mejor forma de pasar el domingo tarde-noche que viendo el partido y organizando una buena BBQ, ¡¡dando así por inaugurada oficialmente la temporada!!

IMG_8631

IMG_8632

Normalmente siempre hacemos las cenas en casa de mis amigos A* & A* y como mi amiga A* es una súper anfitriona el éxito de la BBQ está asegurado. Comida exquisita y la compañía de los mejores amigos… ¡qué más se puede pedir! Pero además de todo esto, otra de las cosas que más me gusta de estas cenas veraniegas es quedarnos hasta las tantas de la madrugada copa en mano y nuestras conversaciones eternas, como dice A*, solving the world!

IMG_8630

Así que damos por inaugurada la BBQ Season, y si el tiempo nos lo permite y no nos llueve y/o empieza a hacer frío, como estos 3 últimos días atrás, éste va a ser nuestro plan perfecto para los fines de semana.

Si todavía no habéis pensado en que hacer este fin de semana ya lo sabéis, Bbq with friends is always a good idea! 😉

¡Hasta el viernes que viene!

Marta

Que tu marido te haga la cena…

Que tu marido no sé… pero que el mío haga la cena implica casi siempre una noche llena de sorpresas, risas y una nueva anécdota para recordar

M tiene una sola especialidad: el tartar de salmón con aguacate. Le sale ¡BUENÍSIMO! La verdad es que a mi no me queda ni parecido… pero siendo francos… no le pidas nada más…

El problema es que él se empeña en seguir demostrando que es un gran cocinero… y a veces se empeña en cocinar “a ojo” y el resultado suele ser cuanto menos una experiencia sensorial ;)

Recuerdo un día en que se empeñó en hacerme un rissotto de parmesano. La idea era muy apetecible… pero la realidad fue un plato que sabía SÓLO a palomitas con mantequilla. ¿Cómo lo hizo? ¡Pues ni él se acuerda!

Pero lo mejor fue el otro día… que yo llevaba un resfriado de narices, con fiebre, escalofríos… y había salido a clase de 6 a 9 de la noche. Al llegar a casa me encuentro a M en la cocina (y cuanto cacharro hay, desparramado y sucio encima del mármol). Ellos son así, necesitan expresarse cuando hacen algo artístico :) ¡dejémosles!

La verdad que olía rico… y me acerqué a ver qué estaba preparando para cenar… el menú era: caldo de pollo con estrellitas y ceviche de gambas. ¡Sencillo y bien rico! ¡E ideal para el resfriado!

Pero al asomarme a la cazuela…. vislumbré algo inédito: un pollo asado (a l’ast) entero buceando en agua y con una cebolla gigante flotando a su lado. Pues sí, el tío buscó la receta en internet y al leer: echar el pollo, no se le ocurrió que con un par de muslitos crudos había bastante… y fue a la “Rostisserie” que tenemos cerca de casa a comprar un pollo ya hecho (y lo soltó entero -piel incluida- a bucear allí). La cebolla tampoco tenía mejor pinta… ni la pobre zanahoria solitaria… la peló, sí, afortunadamente, ¡pero la echó entera!

¡No sabéis lo que me reí! Y al día siguiente, haciendo un Skype con mi madre y mi abuela… nos moríamos las tres de la risa.





Evidentemente cenamos la sopa de estrellitas y el ceviche, aunque el caldo quedó tan denso y tan raro que no se veía ni una estrellita flotando dentro. ¡Pobrecito! ¡Y él sin saber que en el súper venden una bolsita de verduras para el caldo y sólo hay que añadirle un muslito!