About Sarah Stage

Hoy me gustaría compartir con vosotros esta noticia que me ha llamado la atención, y que tiene como protagonista a Sarah Stage. 

Sarah Stage es una modelo estadounidense, que cuenta con más de dos millones de seguidores en Instagram, y a través de su cuenta comparte su pasión por el fitness, tal y como ella se define una “fitness lover”. Hasta aquí todo correcto, una cuenta más en la que la modelo intenta inspirar a sus seguidores con su estilo de vida healthy mostrando su cuerpo, muy envidiable para muchas, super fit


Como os decía hasta aquí todo normal. Pero en los medios ha generado controversia a raíz de las publicaciones de sus últimos meses en las que “presume” de embarazo. Para ser exactos se encuentra en su sexto mes de gestación. Y digo “presume” entre comillado porque no se aprecia ni un ápice de incipiente barriguita, y además de mostrar su vientre plano podemos ver unos abdominales bien marcados. Muchos seguidores han sido muy críticos con ella. Algunos incluso han puesto en duda si realmente está embarazada. Lo cierto es que, al parecer, si que lo está, de 24 semanas, y ella se defiende contra aquellos que la critican por tener este abdomen tan fibrado estando embarazada, amparándose en que según sus médicos su bebé está perfectamente, y no le hace ningún tipo de daño el físico que ella tanto intenta cuidar. 


Yo aún no he estado embarazada, pero me imagino que si la propia naturaleza del cuerpo de la mujer es desarrollarse y crecer para que el bebé pueda tener espacio, y lógicamente a medida que crece el bebé también crece el vientre de la mujer, ¿porqué esta chica quiere luchar contra la propia naturaleza humana? Desconozco hasta que punto puede ser perjudicial o no para el bebé y para su desarrollo, pero no creo que deba ser demasiado bueno el hecho de tener este vientre extra plano y tan musculado. Pero como bien os he dicho no soy médico y por tanto no sé si es perjudicial o no. Lo que está claro es que los extremos en ningún caso son buenos, y esta obsesión de no dejar que se desarrolle y crezca su barriga durante el embarazo me parece totalmente extrema. 

Está claro que yo aún no sé que se siente estando embarazada pero me imagino que debe de ser muy bonito ver cómo va creciendo la barriga a medida que va avanzando el estado de gestación y saber que el bebé que tienes dentro de ti está cómodo y se desarrolla en el espacio adecuado, ¿no créeis? 

¿Qué os parece el embarazo inviable de Sarah Stage? 

Hasta el próximo viernes! 

Besos, 

Marta

Anuncios

¡Tercer trimestre!, ¡empiezan los preparativos!

Pues como Anna yo también tengo muchas ganas de mí… ¡esto se hace largo! La verdad es que me da miedo que salga, por el miedo a no saber si lo vamos a hacer bien, pero por otra parte necesito verla. No puedo ni imaginarme el primer momento en el que por fin conoces a tu hijo/a… saber cómo es físicamente y de personalidad… me inquieta mucho y a la vez me da terror.

A mi todavía me queda un poco más que a Anna, un par de meses más, ¡así que a mentalizarse! (os tengo que decir que el sábado salimos a cenar con amigos a un japonés y casi muero!, ¡qué tortura!, sólo puede comer Noodles, que están buenísimos, pero se me iban los ojos detrás de los sushi, sashimi y makis que ni os lo puedo explicar…

El sábado también fuimos a Ikea, a comprar la cunita. Y a BuyBuy Baby, una súper tienda tipo mall americano todo de cosas de bebé. Y compramos también el stroller y la MaxiCosi, pero esto ya os lo explicaré con más detalle en otro post.

  

Como vivimos en un mini apartamento de una sola habitación, la niña dormirá con nosotros hasta el mes de Julio, que se nos termina el contrato. Si volvemos a España, ya buscaremos un piso de dos habitaciones. Si nos quedamos aquí una temporada más, tendremos que mudarnos.

  

  

  

La única forma de meter a la niña en el cuarto es abriendo las puertas correderas del Walk-in closet y utilizar el armario como ampliación de la habitación. No es tan horrible como parece dicho así y al final sólo serán unos meses. ¡Espero que no se traumatice! Ya os iré enseñando cómo va quedando… ¡de momento sólo tenemos una cajonera con sus cositas!

¡Nos vemos el jueves con más y mejor!

Esther

Baby Mas, work in progress…

¡Hoy traigo noticias! ¡Muy buenas noticias! Mi familia también crece 🙂 y también littleguiltythings.

El día de mi 30 cumpleaños tuve el mejor regalo: la confirmación de embarazo. ¡Así que yo también voy a ser mamá en 2015! Una más que se une al baby boom.

Ayer fui a la doctora, nada más llegar a Barcelona, y me confirmó que todo sigue para adelante y bien. Me emocioné mucho, la verdad. No paraba de dar pataditas durante la ecografía, y me hizo mucha ilusión verlo porque todavía no las noto. Incluso hubo un momento en que levantó la manita por encima de la cabecita como diciendo: ¡Hooolaaa!

Todavía no sabemos el sexo. Quizás en la siguiente visita o en la próxima. ¡Ya os mantendré informados! Aunque la verdad que nos da lo mismo. Venga lo que venga lo tenemos falti así que ya nos podremos exigentes con el sexo del bebé cuando tengamos muchos de lo mismo. 🙂

Aunque me intriga… la verdad… igual un día hago un post de formas caseras de saber el sexo del bebé y lo que me va saliendo…

  

Como M está todavía en Chicago, mi madre hizo de corresponsal y grabó toda la eco en video. M lo recibió en el tren… y un amigo nuestro me mandó esta foto tan preciosa y me escribió: “Mira tu marido, está de bofetón”. Es sin duda una de las fotos más tiernas que he visto en mi vida.

Besitos.

Esther + 1

P.D. Hoy hace 5 años que me presentaron a mi marido en un bar. Quién nos lo iba a decir entonces…

 

It’s a…

Saber lo que estas esperando es una incognita bastante “rara”. En parte te da igual, porque ahora os puedo decir que es cierto lo que dicen de “lo importante es que este bien”, realmente es así, lo de menos es si es niño o niña, pero por otro lado tienes aquella curiosidad de qué será… para saber, para poder comprarle alguna cosita…

Las que ya habéis pasado por esto sabréis que la gente te mira y te dice: “ui tienes una cara de niña…”, otras te hacen el truquillo aquel del anillo, que si da vueltas es una niña que si va recto es un niño. Luego una tiene su propia sensación, que normalmente no coincide con la sensación de la suegra, dicho sea de paso, y en definitiva, que todo el mundo opina y se lanza con su pronóstico, totalmente infundado porque esto es realmente imposible de saber.

Pues bien. En mi caso todo apuntaba a niña, mi sensación, el augurio de las más expertas, el calendario chino y el anillo colgante. La única que pensava que era niño era mi suegra y un poco Esther. Teníamos nombre de niña, incluso mi ropa de cuando era pequeña lavada y a punto. Vaya que no había duda, sería niña.

Fuimos al médico el día que nos dijo que a lo mejor podríamos saber que era, y solo conectar la máquina de las ecografías el doctor dijo: es un NIÑO pero como una casa. !No hay duda! Así que ya lo veís es un niño, y aunque sorprendidos, que no decepcionados -para nada- volvimos a casa todavía más felices, porque podíamos ya de alguna manera ponerle cara, saber que era y que sería.

Ya se que a veces se equivocan, y que lo que es un niño al mes siguiente es una niña,  no os digo que no, pero por ahora todo parece indicar que será niño.

Aprovecho hoy para presentaroslo,  como veréis, mi hijo, que es muy gracioso ya apunta maneras!

Quim 18sem

Un beso y feliz semana.

Maria