Para mi ser madre es…

Hace tiempo que le doy vueltas a esto de escribir un post sobre qué se siente al ser madre. En mi caso, como ya he explicado alguna vez, a pesar de tener clarísimo que me encantaban los niños, no tenía tan claro de si sentía ganas de ser mamá o simplemente me gustaban los niños y quizás era algo reservado para otras mujeres.

A lo largo de mi vida he conocido madrazas, como la mía, y madres con un instinto menos desarrollado. Incluso un par me reconocieron que si pudieran volverían a como estaban antes de tener ninos. No lo juzgo, ni mucho menos, simplemente quise tomar la decisión viendo a través de los ojos de mis amigas madres o conocidas madres y poder decidir con mayor conocimiento de causa.

La obsesión por llevar las riendas de mi vida me lleva a este tipo de cuestiones. Si como yo también a ti esto te pasa, lamento decirte que por mucho que te digan hasta que no lo vives… nada!!

Y es que es una experiencia muy distinta a todo, y en especial muy distinta a la etapa previa. Ademas es duro, por qué no decirlo?! te quita muchos privilegios, como la independencia o la libertad de hacer ciertas cosas y te añade otras, que para mí, ahora que tengo una niña de un año, me resultan imposibles de imaginar si por el contrario hubiese optado por no tener descendencia.

  

No son pocas las veces que me he puesto delante de una hoja en blanco tratando de traducir en palabras lo que me hace sentir tener una hija. Pero en mis palabras siempre faltan matices y nunca termino de poder fotografiar la maternidad a través de mis ojos, para quien como yo antes, quiera tomar la decisión consciente de tener o no tener hijos leyendo experiencias de otras personas..

Leí el otro día un post, sin embargo, en el que me sentí profundamente identificada. No cambiaría una coma. Es tal cual siento yo la maternidad. Aquí os lo dejo por si os apetece echarle un vistazo: “La buena madre” del blog Princesas y Princesos.

Tan solo añadir que yo personalmente no me siento realizada por haber dado vida a un ser humano. Ya apenas me acuerdo del embarazo, del parto y de los primeros días y creo que sentiría exactamente lo mismo por Martina que por un hijo adoptado -si decidieramos adoptar un nino-.. Lo que sí me pasa es que miro a la niña y pienso que es lo mejor que he hecho en mi vida y que no volvería atrás a pesar de tener más tiempo para mí, de tener más independencia, más dinero, mejor tipo y probablemente más y mejores amigos que ahora. Nunca he estado tan cansada pero tampoco había estado jamás tan enamorada de una persona como lo estoy de mi niña y de mi marido por haberme hecho este regalo. A mi sí me gusta ser madre, me encanta. Y sobre todas las cosas me encanta ser madre junto a M* que es un padrazo. Pero no es todo oro lo que reluce, amigos, hay momentos en que la maternidad ahoga y el cansancio generalizado ni os cuento. Y para la pareja, o esta muy bien cimentada o los peques son una bomba!! 🙂

Esther

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s