Goyas y lo que un día fueron putas

Perdonad el sensacionalismo, pero es que no he encontrado forma de titular mejor el post. Sí, me siento crítica. Y reflexiva. Quizás alguna hormona loca y perdida del embarazo todavía da vueltas buscando cómo alterarme después de mes y medio de haber tenido a la niña. O puede que sea el no dormir. Quién sabe?

Pero estoy indignada. Por una parte porque no entiendo qué coño les pasa a los actores en las entregas de premios que siempre tienen la necesidad de reivindicar derechos y de politizar el cine. Son progresistas pero ¿y qué?, ¿acaso no se visten con chaqué y vestidos largos?, ¡que no me jodan!, ¿y Pablo Iglesias?, ¿alguien entiende porque en su entrevista con el Rey tras las Generales no es capaz de ponerse un traje y ayer lucía pajarita y americana en los Goya?,  ¿respeta más a Resines que a Felipe VI? Alucino.

 

 

A mí si me dieran un premio se me ocurrirían 50 formas de dar las gracias y un puñado de personas a quién dárselas, por lo menos. Cantar algo, contar un chiste, hacer un monólogo, componer un discurso de lagrimilla y risas, currármelo para ganarme otro papel… ¿¡quién sabe!? pero tener la necesidad de hacer populismo de esta forma… os juro que no lo entiendo. Y mirad la de likes y retweets…

Probablemente porque mis abuelos maternos tuvieron que huir de Cuba en la dictadura castrista, con sus cuatro hijas y con una mano delante y otra detrás cuando lo tenían todo, pero no creo en absoluto en la idea del comunismo. Y menos en la idea puesta en práctica. Desde que el mundo es mundo, en un trabajo de grupo curran dos y el resto se cuelgan. Así que dando vieltas a la frase de esta tal Natalia de Molina, (a la que no conozco de nada) y me parece de una poca concreción, de un poco acierto y de una amplitud tal… Es que no entiendo, pero incluso Belén Esteban me parece menos populista que ella y que el resto de la cuchipandi de actores que van de buenas personas y se marcan su ratito de gloria política.

Y esto no tiene nada que ver con estar de acuerdo con que todo el mundo tenga ciertos mínimos, ¿pero qué pasa?, ¿que el Gobierno nos tiene que poner un piso a todos?, ¿y mandarnos comida?… ¿y quién lo paga?, ¿la clase media trabajadora, que ha estudiado, que tiene un sueldo de mierda y que se tiene que ir del país por falta de futuro? Desde luego que la gente de dinero termina sacando la pasta del país… para muestra cualquier periódico del día de hoy, de ayer o de anteayer ¡Así que no sé qué decirte! Pero creo que tengo otra idea de cómo deberían funcionar las cosas y no pongo los Goya para ver una plataforma de progres disfrazados con los vestidos de los mejores diseñadores pidiendo bocatas gratis para toda la población.

 

Cambiando de tercio, este fin de semana de Carnaval, en el que hace unos pocos años, especialmente las solteras en busca de plan eventual, aprovechaban la ocasión del disfraz para vestirse “un poquitín” de fulanonas, ¡y ahora como se nota que ya rondamos los 30! que solo me salen en el News Feed de Facebook bebés disfrazados  de Minnie Mouse o Caperucita. ¡Como cambian las cosas! y ¡como pasa el tiempo!

Esther

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s