501 viajes

Ahora que estoy bastante ociosa, con Elisa hemos tenemos una nueva rutina. Después del cole, vamos a merendar al Family room, un sitio chulísimo que está en mi barrio del que ya os hablé hace unos meses.

Normalmente a esas horas Leo duerme, así que tenemos un ratito más o menos largo para hablar, leer o jugar juntas.

De todos los juguetes y libros del café, su favorito es uno que se titula: 501 VIAJES. 
501 viajes
Tal cual. La criatura se entretiene a buscar destino para sus próximas vacaciones. Mami, ¿mañana iremos en camello? Mira, te busco donde están.

image1-1 Pronto haremos un viaje (ya os contaré) pero por aquello de que no se piense que cada mes iremos a Thailandia o Tanzania y que no puede, con 4 años, decidir nuestro destino vacacional, estoy intenando que se aficione al juego de la Oca. Claramente, desvío su atención hacia otra cosa.

Intentando aprender la dinámica del juego

Intentando aprender la dinámica del juego

No hay manera.

pasando del juego

pasando del juego

Eso sí, no cambio estos momentos por nada, y cuando vuelva a currar, los echaré de menos, aunque en 4 meses no llegue a enseñarle a jugar a la oca.

En fin, cada uno con sus aficiones. Os dejo disfrutar del miércoles.

Anna

Anuncios