La clase ni se compra, ni se aprende

Estoy totalmente viciada a House of Cards, una serie de Netflix buenísima sobre la política en Estados Unidos, la lucha por el poder y la ambición humana.

La serie es francamente buena y me ayuda a entender el sistema político y electoral en este país, que es muy distinto al nuestro -y en ciertos aspectos muchísimo major que el nuestro-. Sudo un poco con el nivel de inglés y es que hay tanta manipulación, tratos por lo bajini, sobornos, chantajes… que si te pierdes en una conversación, tienes que volver atrás al principio de la escena. ¡Y he mejorado considerablemente mi nivel de ingles en año y medio!

¡Pero a lo que iba! Estoy absolutamente fascinada con Claire, la mujer de Francis Underwood, el congresista y personaje principal alrededor del cual se desarrolla toda la serie. No sé si veis la seria, ahora que España hay Netflix. Vale MUCHO la pena.

Pero al grano, ella (Claire) también tiene un papel protagonista y su personaje es francamente bueno. Es lista, ágil, rápida, fría, calculadora… es IMPECABLE.

La interpreta la actriz Robin Wright, que, ¿sabéis quién es? La famosa JEEEE-NNYYYY de Forrest Gump. ¡Muy fuerte! Cuando lo descubrí me quedé totalmente traspuesta.

 

 

 

 

 

Y es que el personaje de esta tía me parece el TOP ELEGANCIA MUNDIAL. Tiene una clase… se ponga lo que se ponga está increíble. Y mirad que la ropa que lleva suele ser siempre en tonos blanco, gris, negro o azul marino (bastante aburrido).

Me gusta tanto que hasta haría lo que se animó a hacer Anna y llevaría una foto a la peluquería para que me hicieran lo mismo, pero ya sé de antemano que entre que tengo el pelo ondulado, que tengo una cantidad de pelo que ni “los pelonchos” y que a mi marido no le gustan nada las mujeres con el pelo a lo chico… que me sentiría feísima después del primer lavado. Además, hay que tener una cara tan característica para llevar el pelo tan corto… Encuentro que a quién le queda bien le queda incredible, pero a quién no le queda especialmente bien, major quedaría una buena melena.

Ella lleva un corte de pelo estilo garçon nada femenino y de entrada nunca dirías que desprende tantísima clase. Pero os invite a ver la serie y comentamos los looks, si queréis. A mi me flipan…

La encuentro impecable. La forma de moverse, de hablar, de arreglarse… Y no suelo tener esta opinión fácilmente… siempre encuentro alguna pega…

Por cierto, ¿no os parece que quizás Tatiana Santo Domingo ha querido imitar su estilo con el nuevo corte de pelo que se ha hecho? Para mí que está viciada a House of Cards, también😉

Esther

Un pensamiento en “La clase ni se compra, ni se aprende

  1. A mi también es una serie que me fascina. De hecho como bien dices ayuda a entender todo el entramado politico de EEUU, es una gran critica a su sistema. Se ve que es un de las series favoritas de Obama.
    El papel de Robin Wright es simplemente maravilloso, Claire Underwood es incluso a veces peor que su marido.
    Esperando con ansias la Cuarta temporada.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s