La teoría del boli

¿Qué tal estáis? Esperando el puente, me imagino!

A mi me engancháis obsesionada con los pechos y creo que es consecuencia directa de ver el programa de Cuatro Adan y Eva.

No sé si habéis visto este programa alguna vez, es muy básico, 3 o 4 personas desnudas en una isla esperan que surja la chispa del amor. La única gracia es que están desnudos.

Llamadme freaky pero se me van los ojos en analizar formas, tamaños y resistencia a la gravedad de las tetillas de las Evas. Por aquello de comparar. Y ya se sabe que las comparaciones son odiosas, pero inevitables. Y me doy que ya no soy lo que era. Ahí lo dejo.

¿Conocéis el test del boli? Consiste en poner un boli debajo de un pecho y si no se cae…señal de que cuelgan demasiado. Y si  se cae…¡bingo! todavía están donde deberían estar.

image

Hace un tiempo…años diría, incluso décadas que no lo pongo en práctica, para no tener sorpresas, supongo que para no evidenciar que, en efecto, me he hecho mayor.

Os veo a todas cogiendo un boli ahora mismo y pensando si os va a caer o no, a que sí? ¿Os atrevéis?

En realidad, no pasa absolutamente nada si  se caen o se dejan de caer, lo sé, es una señal más del paso de los años y es algo que inevitablemente tengo que ir aceptando.

Igual que hay que ir aceptando que nunca más estarán donde estaban a los 20 años. Es una realidad.

Os dejo hasta el lunes.

Anna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s