La rebelión de las máquinas

¿Qué tal readers? Yo sigo boquiabierta con el piso nuevo de Esther. ¡Qué pasada!

Mientras, aquí en Barcelona una está luchando contra los desperfectos causados por una ola de mala suerte o lo que es lo mismo, gastando una pasta en electrodomésticos rotos.

¿Sabéis a lo que me refiero, no? Ya se sabe que cuando se te estropea una cosa es cuestión de días que vayan cayendo más. Esto es esxactamente lo que ma ha pasado este último mes.

Primero cayó la lavadora. Pensamos, bueno, tenía sus años, compramos otra. Al cabo de nada, fue la plancha. Irreparable. Compramos otra. Luego, el móbil de Enrique, el aparato de música (por suerte lo pudimos reparar). El hervidor de agua. Un gasto menor…pero ¿tenía que coincidir todo a la misma vez?

image

Lo último ha sido lo más tonto del mundo, el interfono!!! Si, cómo lo oís! Se ha roto la pestañita de plástico donde se apoya el teléfono y ahora no oimos si nos llaman desde la calle y mucho menos abrir la puerta.

En resumen, me toca gastar pasta por cosas necesarias, pero que no hacen nada de ilusión. ¿A quién le gusta comprar interfonos?!

Así que un consejo, cuando se os estropee la lavadora, temblad y ahorrad por que van a seguirle más electrodomésticos!

Os dejo…tengo que ir a comprar un intérfono!

Anna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s