Destination weddings

Hoy quería hablaros de la nueva tendencia en bodas en Estados Unidos, las “destination weddings” o “bodas destino”. Una gran idea si te apetece hacer una boda distinta, inolvidable para los invitados y para los novios, o si quieres tener una excusa para hacer algo reducido.

Se trata básicamente de decidir dónde has soñado siempre casarte. Sin límites y, a ser posible, en un destino exótico. ¿Te gustaría una boda en Hawaii?, ¿en las playas del Caribe Mejicano?, ¿o tu destino es Venecia? y a partir de ahí, empezar a trabajar en el evento.

Hay algunas wedding planners americanas que se encargan de organizarte el pack, sino otra opción es hacerlo en los múltiples hoteles que ofrecen este servicio en su playa particular o en sus alrededores. ¡O puedes lanzarte tu sola y tomarlo como excusa para viajar antes a ultimar los preparativos! 😉

Éste último es el caso de Jordan, una chica americana que conocí en Barcelona a través de mi madre y que estaba organizando una boda en la Pedrera para este octubre. Ella había escogido el emblemático Hotel Majestic para que se quedaran sus invitados y había reservado una parte de la Pedrera tanto para la ceremonia civil como para el convite.  También soñaba con un vestido al estilo europeo así que fuimos a cenar y la aconsejé todo lo que pude sobre nuestros diseñadores españoles. Evidentemente mi primera recomendación no podía ser otra que mi gran amigo Santos Costura.

  

Normalmente para que sea una destination wedding al alcance del bolsillo de los novios, lo que se hace es que se suele limitar el evento a unos 50 invitados y los novios pagan el hotel de todos durante 3 ó 4 días. Los invitados sólo pagan su billete y aprovechan la excusa para montarse un viaje por la zona elegida por los novios, lo que al final se convierte en una bonita excusa para hacer un viaje distinto, y todo el mundo contento.

Los destinos más explotados son los playeros. Se llevan la palma Bahamas, Méjico, Hawaii o Jamaica. Aunque también hay quién prefiere una ciudad como Las VegasVenecia. O una boda de campo. En este último caso los americanos se vuelven locos con las bodas en la Toscana.

  

Si te acabas de prometer y estás pensando en casarte, puedes incluir esta alternativa en tu lista de opciones. ¿Quién sabe?, ¡quizás tu día más especial sea en el Caribe con una corona de flores y rodeada de arena blanca y aguas turquesas!

Esther

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s