Viva Las Vegas

Como ya os adelanté en mi primer post, tuve la gran suerte de escaparme unos días de vacaciones a Las Vegas, y os puedo decir que ha sido un viaje increíble, el mejor de mi vida. Con motivo de la celebración de la Final de la Copa del Mundo de Doma Clásica decidimos que este era nuestro destino perfecto para desconectar unos días después de unos meses muy duros de trabajo. Así que estar con grandes amigos y en la ciudad que nunca duerme, ha sido la combinación perfecta para pasar unos días inolvidables. Fueron 4 días, de los cuales 2 eran de viaje… breve pero intenso… ¡¡¡mejor imposible!!!

IMG_8525

DÍA 1: BARCELONA-LONDRES-LAS VEGAS + ALGUNOS IMPREVISTOS

Salimos de Barcelona el miércoles, hicimos escala en Londres y de allí directos a Las Vegas. El plan de viaje era ideal, ya que teníamos prevista nuestra llegada a la 1 del medio día (hora local), de modo que podíamos disfrutar de todo el miércoles allí. Pero claro, no iba a ser todo tan idílico. No hay nada mejor que llegar a Las Vegas, después de casi 20 horas de vuelo, y que tus maletas no hayan llegado… ¡¡¡No nos lo podíamos creer!!! Es de aquellos momentos en los que no te puedes creer que eso te esté pasando a ti, y más después de haber hecho la maleta muy a conciencia escogiendo para la ocasión nuestras mejores galas… En fin, esto forma parte de la aventura. Pero claro, no tener nada de nada, y que encima que no te aseguren que las maletas van a llegar a tiempo antes de que volviéramos a Barcelona, todos pensamos: ¡pues qué bien empezamos las vacaciones😬!

Después de hacer todas las reclamaciones y suplicar para que metieran nuestras maletas en el siguiente vuelo procedente de Londres, cogimos un taxi y nos fuimos al hotel. Check in rápido y volando a comprar todo lo necesario para las primeras 48 horas. Ya os aviso que a mi me encanta ir de compras, pero tener que hacerlo bajo la presión de que las tiendas están a punto de cerrar y pensar lo que vas a necesitar en 2 días es un poco estresante. Así que nada, fuimos al Mall que teníamos justo enfrente de nuestro hotel a comprar lo necesario: un par de vestidos para salir, unos zapatos de tacón, chanclas, bikini y por supuesto ropa interior y enseres de higiene personal. Nos tendríais que haber visto como unas locas corriendo up and down por el centro comercial, probándonoslo todo rápido para salir de allí lo antes posible y empezar a disfrutar de nuestro viaje.

IMG_8506_2

IMG_8507Nos alojamos en un hotel impresionante, el Encore Wynn Las Vegas. Las habitaciones eran enormes, tipo suite, la cama no podía ser más cómoda, y las vistas inmejorables desde nuestra planta 57… tan alto que hasta daba vértigo mirar por la ventana (ventana = a toda la pared de cristal). Así que para olvidarnos de ese pequeño contratiempo con las maletas decidimos que lo mejor era disfrutar de una buena cena y salir un ratito a uno de los clubs del hotel, el Surrender, ubicado en el Beach Club, y así adaptarnos de lleno con el cambio horario. Aunque lo cierto es que el jet lag ni lo notas, porque lo que menos ganas tienes cuando estás allí es de irte a dormir. Lo cierto es que es una ciudad pensada únicamente para que te pases el mayor tiempo posible despierto y puedas disfrutar al máximo de todas las fiestas y espectáculos que te ofrece. Para ello, lo que hacen (al menos en nuestro hotel era así) es desprender oxigeno a través de los conductos de ventilación, tanto en la zona de los Casinos como en las habitaciones, cosa que provoca que nunca estés cansado, y que cuando te vas a dormir, con un par de horas de sueño es suficiente. Te despiertas enérgico sin nada de cansancio y con unas ganas locas de seguir disfrutando de la ciudad.

IMG_8509_2IMG_8511_2

DÍA 2: ESPECTÁCULOS Y ENTRETENIMIENTOS VARIOS

El jueves por la mañana fuimos a ver la primera jornada de competición en el Thomas & Mack Center. Nos encantó poder ver competir a algunos de los mejores caballos del mundo y vistos desde tan cerca. Después vuelta al hotel para un breve descanso, cambio de vestuario y a cenar. Esa noche nos fuimos a cenar al MGM hotel y después fiesta en el Club Hakkasan, donde pinchaba Dj. Tiësto (ya os avisé que me encantaba la música house, así que disfruté como una enana). Fue una noche divertidísima.

IMG_8514_2

Volvimos a nuestro hotel, y a la llegada nos encontramos con la gran noticia de que nuestras maletas ya habían sido entregadas. Así que con la euforia del momento y la ausencia de cansancio, decidimos que lo mejor era subir a dejar las maletas a las habitaciones y bajar a celebrarlo al Lounge Bar del Hotel y jugar unas partidas de Black Jack en el Casino y así seguir disfrutando de la gran noche que estábamos pasando.

DÍA 3: JUST MARRIED AGAIN Y SEGUIMOS CON LA DIVERSIÓN

Una de las tradiciones de ir a a Las Vegas es casarse, así que cómo buenos turistas planeamos desde Barcelona que nuestros amigos se casaran de nuevo. Fue un día especial, y aunque parezca una tontería, fue una Re-Boda emotiva y muy muy muy divertida. Nos recogió por la mañana una limusina en el hotel para llevarnos a la Graceland Chapel, donde “Elvis” ofició una boda por partida doble. Mis amigas N* y A* renovaron sus votos matrimoniales con sus respectivos maridos, L* y A*, y de este momento fuimos testigos mi amiga T* y yo, junto con algunos invitados improvisados de último momento, que no quisieron perderse la ceremonia. Después de la celebración, las fotos de rigor y la firma de documentos, los invitados esperábamos a los novios a la salida, y como en toda boda americana que se precie tocaba el momento de lanzar el ramo a las solteras. Uno de los ramos salió disparado y se coló en una red, y el otro ramo ¿adivináis quien lo cogió al vuelo? Pues sí, ¡¡¡yo!!! ¿Significará eso que soy la siguiente? We will see…😜 Tras la ceremonia nos dirigimos de nuevo al Hotel Wynn donde habíamos reservado para comer en el Campo de Golf con unas maravillosas vistas y así celebrar la Re-Boda.

IMG_8518_2IMG_8523_2

Por la tarde decidimos que no nos podíamos perder la fiesta en el Beach Club del nuestro hotel. Como auténticas turistas fuimos a cotillear un rato. Y nos quedamos asombradas: ¡que despilfarro de dinero y poco glamour! Pero teníamos que verlo en directo. Así que nos tomamos algo, estuvimos un rato tomando el sol y lo típico que hacemos las chicas, cotillear a saco y observar al personal que había allí…¡ver para creer!

IMG_8524_2

El plan de la noche no me podía apetecer más. Cenamos en el Restaurante Botero (decorado por completo de esculturas y obras de arte de Botero), y después venía lo mejor… Fiesta de David Guetta en el XS Las Vegas. ¡¡¡Y todo esto sin tener que salir de nuestro hotel!!! Si la noche anterior había sido divertida, ésta fue apoteósica. Disfrutamos como nunca. No queríamos que la noche acabase nunca… Una vez acabada la fiesta, como seguíamos sin tener sueño fuimos a desayunar, cómo no, huevos con bacon. Algo muy “light” antes irse a la cama… jejejeje

IMG_8517

DÍA 4: BYE BYE LAS VEGAS

El sábado por la mañana, después de apenas haber descansado un par de horas, pero sin una gota de cansancio, bajamos a desayunar y fuimos ver la última jornada de competición de doma clásica. Tras acabar la competición fuimos hasta el Venetian Hotel a hacer una compras típicas de souvenirs y parada obligada en Victoria’Secret. Nos dijeron que no podíamos dejar de visitar el Venetian, ya que te sentías como si estuvieses en la auténtica Venecia, con canales, góndolas… y lo más llamativo es que dentro del complejo el ambiente es completamente opuesto a la realidad externa, es decir, si en el exterior es de día, en el interior del Venetian es de noche, y viceversa. Es curioso observar como va cambiando el cielo artificial, ver cómo va amaneciendo o anocheciendo. Tras la tarde de compras volvimos a nuestro hotel, hicimos el check out, recogimos las maletas y dirección al aeropuerto. Y ya una vez en el aeropuerto vuelves a la realidad y te das cuanta de que lo bueno se ha acabado, adiós diversión – hola mundo real.

IMG_8515

Anécdota curiosa, al menos para una adicta como yo a la serie americana Sex And The City (Sexo en Nueva York), fue encontrarnos en el control de seguridad del aeropuerto de Las Vegas a Sarah Jessica Parker (protagonista de la serie). Muy menudita ella, y en plan sin arreglar, pero aún así desprendía un glamour…

Y hasta aquí el resumen de un viaje breve pero intenso, muy divertido, y ante todo inolvidable, del que no cambiaría ni uno solo de los momentos que he vivido junto a mis amig@s N*, A*, T*, L* y A*. ¡¡¡Gracias por todo “Familia”!!!

¡Hasta la semana que viene!

Marta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s