The Jinx, el asesino que confesó sin saberlo

Sabéis que yo no soy muy de recomendaciones televisivas ni cinéfilas, pero este documental tengo que recomendároslo encarecidamente.

Hace aproximadamente un mes que se publicó “The Jinx” (“el gafe”) en Estados Unidos y en los medios informativos sólo se hablaba de este documental de Andrew Jarecki, Marc Smerling y Zachary Stuart-Pontier.

Consta de seis capítulos (que veréis prácticamente seguidos porque generan bastante atención e intriga, aun sabiendo cómo termina la historia).

Todo empezó en 2010 cuando Robert Durst, miembro de una de las familias más multimillonarias de Estados Unidos dedicadas a temas inmobiliarios en NYC, vio la película del director Andrew Jarecki “All Good Things” inspirada en la vida del Sr. Durst. Éste se sintió tan halagado al verla que contactó con el director y le propuso que se conocieran. Andrew Jarecki accedió, pero le pidió si le importaría que llevara cámaras  al encuentro y que le hiciera una entrevista. Así que así empieza el documental…

La vida de Robert Durst ha sido muy cuestionada en USA desde el año 1982, en que desapareció su mujer de una estación de tren y nunca más se supo de ella. Además, curiosamente y años más adelante también apareció muerta en California una amiga del multimillonario y un vecino, que además de asesinado, fue encontrado en trocitos en la orilla de un río. Así que este hombre, Robert Durst siempre estaba entre los sospechosos de las muertes, e incluso fue juzgado, pero siempre salió impune.

En el documental, Robert Durst explica su relación con cada uno de los fallecidos, explica su vida y sus relaciones familiares… y se gana la confianza del que lo escucha.

Lástima que ya terminado el documental, va al aseo, sin darse cuenta de que el micrófono está abierto y confiesa haberlos matado a los tres. “What the hell I do”, dice después…

No me odiéis, ¡¡no es un Spoiler!! de hecho en la promoción del documental se explica todo esto y ha salido en todos los medios de comunicación. Pincha aquí y aquí.

Lo fuerte de todo es que a pesar de saber que lo hizo desde el principio del documental generas cierta simpatía por el viejo, que además tiene su punto de simpático y es bastante creíble en su discurso.

¡Espero que os guste!

Esther

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s