Roles

Últimamente he estado observando las parejas que me rodean y he detectado una tendencia que ha pasado de generación en generación sin atisbo de cambio. La mujer-madre tiende por regla general a ceder al cambio de planes por imprevistos en la vida del hombre-padre.

A diferencia del rol de por ejemplo llevar las cuentas, hacer las cenas, las tareas de la casa o llevar el coche al mecánico entre muchas otras cosas que sí que han evolucionado y cambiado a lo largo de los últimos años, dejando de ser ya cosas que competen estrictamente al hombre o estrictamente a la madre, la cesión en lo que respecta a dejar de hacer algo o cambiar a última hora un plan, detecto que sigue asumiéndolo más la mujer-madre.

Por ejemplo, la mujer-madre tiene una cena programada con sus amigas desde hace dos semanas, siendo de sobras conocida la dificultad de las mujeres – sin ser necesario que sean madres- para encontrar un día que vaya bien a todas, supone que previamente ya se ha descartado el lunes porque un marido-padre tiene futbol, el martes porque es el dia que otro trabaja hasta tarde, el miércoles porque otro marido-padre esta de viaje y el viernes porque otros tienen la cena de aniversario de su suegro. Finalmente queda el jueves, porque el fin de semana olvídate porque el sábado hay una cena con amigos y el domingo es de por sí mal día. Al final se decide que la cena será el jueves. Toda la semana esperando aquel día, aquel momento en que te servirán aunque sea una pizza, que estarás con tus amigas, sin prisas, pero el miércoles por la noche va y un marido-padre dice: por cierto no me había acordado pero mañana viene no se quien del trabajo y ceno con él, mañana cojo un avión a no sé donde, ostras lo siento pero mañana es la final de fútbol y no puedo fallar, y sin saber cómo ya se empieza a hablar de cambiar el día de la cena. Sin embargo me he fijado que cuando la cena la tiene el marido-padre, la cosa es distinta.

la foto-15

Por regla general creo que el marido-padre queda para cenar sin pensar mucho más allá, y si resulta que coincide con un plan que tienes tú, pues tampoco le ven más problema, el niño/niños se pueden quedar con los abuelos o llamamos a una canguro. ¿Renunciar a la cena con sus amigotes para que vayas tu a la tuya?, ¿cancelar una comida de trabajo?, ¿no ir al partido? que forma de ver las cosas más distinta, verdad? me pregunto a qué se debe.

Maria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s