Recuerdos

Buenos días, hoy quería contaros una cosa que me ha pasado este fin de semana.

El viernes fuimos a cenar a casa de mis padres y mi padre sacó un caja de cartón, delgada y bastante “vivida” que digamos. Recogiendo cosas de casa de mis abuelos encontró “unos tesoritos” de una tía mía a la que yo tenía especial cariño. Describirla, explicaros todo lo que hizo por mi y por mis primos (ella no tenía hijos) me ocuparía todos los post de este año, por lo que de momento hago un primer post, pero no descarto hacer algún otro post a lo largo del año.

En la caja en cuestión había poca cosa para un vida tan llena, supongo que lo más importante o lo que ella guardaba porque era especial. Unas cuantas fotos, muy diversas, algun certificado oficial, estampas de algunas vírgenes y una pequeña libretita – cuaderno de viaje en la que contaba sus impresiones de su viaje y estancia en Colombia a principios de los años 50.

la foto-14

Mi padre dejó que me lo llevara a casa, eso sí con la condición de que se lo devolviera. Lo empecé a leer el viernes por la noche y aunque es imposible no emocionarme al hablar de ella o recordarla, también me rei mucho, leía y parecía que me lo estaba contando ella misma, sus expresiones… Tan auténtica.

El sábado por la noche que nos quedamos en casa después de haber estado todo el día fuera, lo leímos en voz alta Alejandro y yo, un rato el, un rato yo, ¡¡fue tan chulo…!! Nos contaba su viaje en avión, supongo que era la primera vez que volaba y va y se le ocurre ir a Colombia, por el amor de Dios, si para ir a Colombia hicieron 4 escalas! Alucinaba con toda la comida que le servían, pasaron por un temporal, del que tuvo conciencia cuando aterrizaron (imaginaos como era de feliz), estuvo dos días en Nueva York, hizo bastantes amigos, las descripciones tanto de los que le cayeron bien como de los que no, no tiene desperdicio. Fue muy divertido y emocionante revivir su aventura, me alegro de que nos haya quedado ese recuerdo.

Sé que mi otra abuela tiene toda su vida escrita, porque es una gran aficionada a la escritura. A ver si tengo forma de conseguir sus relatos y poder disfrutar como lo hicimos el sábado.

Esto me ha hecho pensar en la importancia de dejar las cosas escritas, en fotos, o de cualquier forma que permita a quien viene detrás conocer qué hicieron, qué vivieron sus padres, familiares etc. Es una forma de, aunque solo sea por un segundo, volver a estar con ellos. Si tenéis la oportunidad, hacedlo, leed, mirad lo que tengáis de vuestros abuelos, tíos, etc y dejad testimonio para vuestros hijos y nietos.

Un abrazo,

Maria

Un pensamiento en “Recuerdos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s