Back home

Hay gente que cuando se va de casa de sus padres porque se independiza, ya sea en un piso de soltero, porque se casa o porque va a vivir con amigos, lo hacen para no volver.

Yo me fui porque me casé pero vuelvo muy a menudo. Me gusta volver a casa. Hay cosas que siguen igual, y eso me encanta, pero hay otras que han cambiado. Tu hermana pequeña se ha apoderado de tu habitación, que vale, ya no es la tuya porque te has ido, pero claro… Se ha organizado el baño a su manera, tus padres cenan en la cocina en lugar de en el comedor porque para dos no vale la pena poner la mesa de domingo, incluso os diría que el perro tiene nuevas costumbres.

Este fin de semana lo ha pasado en casa de mis padres y he estado como siempre, estupendamente. He podido tomar el sol, tumbarme en el sofá tranquilamente, leer una revista, dormir plácidamente, y comer mejor que en cualquier otro sitio, aunque eso sí, casi seguro que me habré  engordado 1 o 2 kg,  porque, a diferencia de en “mi casa actual”, ahí tienen de todo. Una cosa curiosa que me pasó y que evidencia que las cosas han cambiado es que me levanté sobre las 7:30 para ir al baño (una de las cosas que tiene esta etapa personal taaaaaan bonita) y pasé frente la habitación de mi hermana y todavía no había llegado, y lo peor que mis padres estaban durmiendo tan tranquilos, a mi nunca se me hubiera ocurrido llegar sin avisar a aquella hora  Esto, véis, es una de las cosas que antes no pasaban! Le mandé un whattsapp a mi hermana para ver si estaba bien y no os lo perdáis, se ofendió, pues claro que estaba bien, se ve que ahora lo que se lleva es esto.

Hay cosas que no cambian pero hay cosas que antes no pasaban, eso ya os lo digo yo.

la foto-9

Hoy ya estaré en casa, con mis lavadoras y mis tareas habituales, pensando que hacemos para cenar, recogiendo etc… Y aunque estoy y estamos muy muy bien en nuestra casa, (lo cierto es que, de verdad, no podemos estar mejor) al menos a mi siempre me gusta volver a casa.

Hasta el jueves chic@s.

Maria

 

Un pensamiento en “Back home

  1. M’agrada sentir que quan vens a casa encara la sents com a pròpia. És veritat que hi ha coses que han canviat i tu, pel fet de no veure-ho cada dia, encara ho notes més. Els meus germans grans diuen que els pares que ells van tenir no eren els “mateixos”que els dels germans petits. És perque ens anem adaptan als canvis.
    Jo fa trenta anys que vaig marxar de casa i em sembla que tot ha de seguir igual i no és així. A casa meva, abans ompliem sis habitacions i ara només n’omplen una, però la meva mare té tots els armaris plens. Oh!! I diu que no li sobre cap. Ja veus, tot evoluciona i nosaltres també.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s