Me ha tocado la lotería

Vale, quizá haya exagerado un poco con el título del post, no me ha tocado la lotería en realidad sólo me ha tocado la porra que jugamos en el despacho.

No sé si os interesa el fútbol ( a mi nada), pero este domingo se jugó el Madrid-Barça, el clásico. Y como ya viene siendo costumbre antes de partidos importantes como éste, el despacho organiza una porra. Yo puse el primer resultado que me pasó por la cabeza 3-4 y acerté. Gané la friolera de 38 € que pienso invertir en The pink peony. Y ésta es la tercera que gano! Estoy en racha.

Y precisamente esto me ha hecho pensar en el azar, el juego, la intuición y las rutinas lúdicas.

Aparte de las porras inofensivas de 1€ de vez en cuando, en el despacho también jugamos al Euromillón y a todos los sorteos extraordinarios que se crucen en nuestro camino (navidades, día del padre, de la madre y de la vecina si hace falta). Reconozco que a todos nos haría muchísima ilusión que nos tocaran unos dineros.

Después de echar cada número (cuando me toca a mi) pienso:

-¿15 millones de euros? ¿Qué haría yo con tanto dinero?

Y durante un buen rato estoy reflexionando sobre el tema. ¡Clarísimo! me compro 4 pisos… no no, lo invierto en bolsa. No no, mejor me lo guardo y disimulo. Mejor irme a vivir a una isla paradisíaca. Ya lo tengo, no seas egoísta y reparte con tu familia.

Por más vueltas que le doy nunca saco una conclusión. La cruda realidad es que nunca me han tocado los 15 millones de euros y que no tengo ni idea de lo que haría con ellos.

También tengo una técnica, muy poco efectiva por cierto, para escoger el momento y los números del juego. Tengo que recibir alguna señal para acercarme al estanco a comprar la lotería. A ver, no espero una luz divina…pero si por ejemplo llevo 4€ en el monedero pienso, es el momento, inviértelos en el Euromillón (es el importe que apostamos). O si justo en el momento que paso per delante de la adminisitración abren la persiana pienso: el azar me está llamando, hoy me toca…

Para escoger los números por ejemplo, no pienso en nada, apunto el primer dígito que se me ocurre. Pero nada! por muy en serio que me lo tome y por mucho que me concentre no  me toca nunca nada.

En definitiva, continuaré usando estas técnicas tan innovadoras a ver si por azar algún día me toca algo. No os preocupéis si alguna de estas técnicas funciona, os lo diré.

Sed felices y no os perdáis el post de mañana.

Anna.

3 pensamientos en “Me ha tocado la lotería

  1. Menuda suerte tienes jejeje la proxima vez a ver si nos llevamos el bote que llevamos muchos años jugando y nada de nada. El otro dia el portero me dijo que yo jugaba mas que él pero a mi me toca menos😦

    Me gusta

  2. Tranquila Anna que un día…. (espero no muy lejano) nos tocará algo muuuuu grande!
    De momento podemos reinvertir “nuestras ganancias” en el gordo (eso si, en el Gato Negro), el dia del padre, el niño… y lo que haga falta!

    Me gusta

  3. Pingback: Un Little guilty pleasure mano a mano |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s