Elegir un colegio para mi hijo: comienzan jornadas de puertas abiertas

Hoy quería dedicarle mi post a Anna puesto que me consta que es una de sus mayores preocupaciones actualmente: elegir el colegio de un hijo.

Y me diréis: ya va a hablar la que no tiene hijos ni, por el momento, tiene pensado tenerlos. Efectivamente. Hablo desde un análisis puramente externo.

El caso es que formo parte de la Asociación de Antiguos Alumnos de mi colegio y justamente hace un par de semanas tuvimos una reunión para hablar del Colegio, de la Fundación, y nos explicaron las principales novedades que el Colegio había incluido en el día a día de los alumnos y fue entonces cuando me percaté que hasta entonces siempre lo había visto todo desde el otro lado: desde el punto de vista del alumno.

Si yo hoy fuera madre y tuviera que buscar un colegio para mis hijos, probablemente me preocuparía sobre todo que le enseñaran los mismos valores que el niño recibe en casa. Seguramente, para mí, sería lo más importante. Para mí sería imprescindible que mi hijo fuera generoso, cariñoso, bueno, amigo, que conociera la disciplina, el comportamiento en sociedad –como parte de una comunidad/grupo- y el comportamiento individual… y probablemente y ya a nivel académico, le daría mucha importancia al aprendizaje de castellano, catalán e inglés nativos.

Me gustaría también que hiciera deporte y conociera el sacrificio y la constancia que ello requiere, y si fuera en equipo me gustaría mucho más puesto que así conocería de la importancia de trabajar bien uno mismo para que otros también puedan hacerlo.

No creo que escoger el colegio de un hijo sea tarea fácil. Y menos hoy en día. Puesto que si bien es cierto que al niño ha de educársele tanto en el colegio como en casa, actualmente tanto padres como madres trabajamos todas las horas de nuestras jornadas y –en ocasiones- pasar tiempo con nuestros hijos se hace francamente difícil. (Además que si no lo haces así en los trabajos penalizan por ello).20140225-230135.jpg

No tengo muy claro qué colegio elegiría para mis hijos. Tampoco conozco mucho la oferta –en particular desconozco la calidad de los colegios públicos y sus opciones de estancias y actividades extraescolares, si las hay-. Hablo desde el más profundo desconocimiento aunque lo que sí tengo claro que la educación de un hijo debería pasar por la disciplina –en su justa medida- para que el niño, además, se vea cómodo para desarrollar dentro de los límites marcados por sus padres, su propia personalidad. Y no viéndose obligado a vivir en su vida los sueños frustrados de sus padres…

Esther

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s