Los mal llamados barrios emergentes y otras curiosidades

No sé si habéis tenido ocasión de viajar a Nueva York con una cierta asiduidad, y ver la  evolución de la ciudad, las modas pasajeras, el cambio de paisaje en una calle o zona que os era familiar, el constante movimiento de una ciudad que no para y que para muchos es el ombligo del mundo, al menos el del occidente más capitalista y consumista.
Yo he tenido la suerte de pasar unos días en la Gran Manzana estas Navidades y, no nos engañemos, no es que vaya cada dos por tres (las 8 horitas de vuelo, eso con suerte si no tienes que hacer escala en Tumbuctu, y los como mínimo 500 euros del billete no lo ponen fácil) pero es cierto que no es la primera vez que la visito, y que entre otras muchas cosas, he podido vivir de primera mano lo que yo he bautizado como el fenómeno de los “mal llamados barrios emergentes”.
Imagino que en este punto, el lector avispado se estará preguntando: pero, ¿a caso no se nos acaba de decir que es una ciudad en constante cambio?, ¿tal vez no sea cierta la fama de Nueva York de cuna de movimientos culturales, modas, y revoluciones underground?, ¿se insinúa que es una ciudad estancada?
Nada más lejos de la realidad atento lector, el fenómeno al que me refiero obedece simple y llanamente a un mero error de gramatica, de concepto o de tamaño incluso si se quiere: no existen barrios emergentes en NY, lo que se da con una asiduidad y velocidad casi anormal es la emergencia de calles, de manzanas a lo sumo, pero ¿barrios enteros? Que me localicen uno!
Que no os lleven a engaño las guías cool, los artículos en revistas de tendencia, o el boca oreja de los colegas que se las dan de viajados, bajo los “marketinianos” nombres de NOHO, NOLITA, DUMBO, Meatpacking District, y el tal vez más tradicional de Williamsburg, no encontraréis lo que todos entendemos por barrio, nunca son más de tres calles, con sus siete u ocho restaurantes o bares, un par de galerias de arte, y tres tiendas modernísimas luchando por sobrevivir con la venta de ropa que nadie en su sano juicio se pondría, o que simplemente es impagable.
image
NOHO
Y si eso si los localizáis, pues como te despistes media manzana, o no tengas bien anotado el cruce entre calle y avenida que se supone es el meollo de lo último de lo último, os veréis en medio de un  paraje inhóspito, rodeados de almacenes o, en el mejor de los casos, de judíos ultra ortodoxos, camino de sus quehaceres diarios.
image
Manhattan desde DUMBO, si no aciertas la calle te vas al Hudson.
Pero deja, deja, que como mola el barrio, y que pasada poder vivir ahí, aun y a riesgo de tener que hacer 6 transbordos de metro para comprar una barra de pan, o que coger un taxi para ir al super, porque claro está, con tanta emergencia, el Carrefour de turno quedaría de pena.
Si vais un día de estos, investigad, y ya nos contaréis si habéis acertado, o si aun estáis dando vueltas para encontrar el último barrio de moda.
Suerte!!

Ale

Anuncios

Un pensamiento en “Los mal llamados barrios emergentes y otras curiosidades

  1. Ostras Ale, que sorpresa!!!!!
    Yo se que tu eres una gran conocedora de NY, y todavia me acuerdo de las recomendaciones que me dijistes cuando yo fui…. hace ya unos añitos.
    Visitar NY es ver el “encanto” de una ciudad…
    Merci Ale (y Littles) por hacerme recordar este viaje!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s