¡A trapo lanzado, trapo agarrado!

Sí, Anna me ha lanzado un trapo con su post de ayer y yo, que soy de sangre caliente, ¡voy padentro’!

Sí yo también lo he sufrido en silencio. Y no, no voy a ser tan diplomática como Anna.

Mi casa tiene agujeros en las paredes del tamaño de una ciruela. Ya hemos comprado 2 taladros, 90 tipos de tacos, tornillos, anclajes, clavos, martillos… etc. Para nada. Para tener que llamar a mi padre, ahora que hace 5 meses que vivo independizada, que viniera con masilla, rellenara los agujeros y volviera a hacerlo bien.

Al parecer el superhombre que tengo en casa no tiene mucha “mano” para el bricolaje… yo tampoco soy una grandísima cocinera, pero desde luego no se me ocurre ponerme, por primera vez ante los fogones con los 90.000 utensilios de todos los tipos a hacer un pavo relleno o una fabada. Se empieza por unos tortellini, ¡¡por el amor de Dios hombres y mujeres del mundo!!

Y sino… se delega. Que no tenemos que saber hacerlo todo en la vida. Y siempre hay excusas… como dice Anna… no, es que ahora pim pim pim; no, es que ahora pam pam pam…

Y al final unos por otros y la casa sin barrer.

Ah sí, y estoy crispada… pero es que ya he sufrido el golpe de dos estores cayendo sobre mi cabeza y de un colgador de americanas.

Mañana más. Y de mejor humor.

¡Besos!

Esther

20140127-234055.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s