Farmacia de guardia

la foto-9El título del post de hoy se corresponde con el nombre de una mítica serie de televisión de los 90 que seguro que todos habéis visto, al menos un capítulo,  seguro que si escucháis su “banda sonora” la reconocéis al instante.

Bueno, en realidad mi intención hoy no es recordar las peripecias de Kike i Guille o de su padre “el conquistador” sino hablar un poco de las farmacias reales y de sus clientes. A lo mejor, hubiera sido más apropiado el siguiente título:

“Las farmacias, los productos que venden en las farmacias y lo que le gustan a  uno que yo sé las farmacias.”

Con todo el tiempo que llevamos leyéndonos ya sabéis bastantes cosas de mí. Sabéis que no me gusta ni la fruta ni la verdura y lo que es peor, que prácticamente no se distinguir qué alimentos entran en la categoría de verduras. Que odio a los tíos rata, que me gusta leer y que me gusta la navidad, entre otras muchas cosas. Pues hoy os diré dos cosas más: cero tendencia a ir al médico, cero tendencia a ir a la farmacia.

Hay gente que vive pendiente de un médico y de una farmacia de guardia. Este sería el caso extremo, porque la persona en cuestión no deja de ser, bajo mi punto de vista, un poco paranoica y de colapsar en consecuencia el sistema sanitario el cual de por sí ya está colapsado. Es verdad que dicen que no te puedes auto medicar es decir, diagnosticarte tú mismo y recetarte lo que te convenga, pero tampoco nos pasemos, que la gripe que tuviste en 2012 seguramente es igual a la que tuviste en 2011 y en 2013 con lo cual más o menos ya sabes que te puedes tomar, que es lo que te va bien y que no.

Hay otros que nunca van al médico, tampoco sería lo ideal lo reconozco, y que pasan con paracetamol, frenadol y lizipaina, que sería por ejemplo mi caso. Este grupo no tan solo no acude al médico sino que solo va a la farmacia a comprar lo que ya sabe que le funciona, que difícilmente innova y que tiene cierta tendencia a comprar genéricos. (sí, sí sin duda esta soy yo). Es verdad que en general estas personas están, por suerte, poco enfermas y con poquito pasan.

En tercer lugar tenemos al grupo que más me gusta y que puedo observar detalladamente de cerca. El que no tiene grandes males pero un poco de todo, que hay pasa de gastroenteritis, la coge, que hay gripe, el primero, migrañas, otitis, lumbago, etc de todo un poco. Lo anterior no es a veces de suficiente entidad como para ir al médico, pero sí para ir a la farmacia, y… ¿qué pasa cuando tienes de todo un poco y te gustan muchos las farmacias? que sales de ahí con de todo un poco.

Tienen una fe ciega en lo que les dice el farmacéutico y son los que compran todo tipo de “tonterías varias”. Llegan a casa y te dicen: – mira me han dicho que esto es nuevo y que va muy bien para el lumbago, he ido a la farmacia, porque me encontraba fatal y me han dado estas pastillas nuevas para la alergia, mira esto te lo pones en los tobillos tres veces al día y se ve que te pasa el dolor de cervicales… ¿sigo? o ya habéis identificado a alguno de ellos?.

En realidad habría un cuarto grupo, el alternativo, aquel que no toma medicamentos y evita ir al médico, el que solo toma cosas “naturales”, pero yo no lo conozco lo suficiente como par poder escribir sobre ellos, a ver si alguna de mis compis, que sí que sabe se anima y les hace un post.

Ánimo a todos que es lunes!

Besos

Maria

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s