María, Esther y Anna: Balances 2013

2013 ha sido, sin duda, un año pleno en lo personal y que siempre recordaré: en enero empezamos este proyecto llamado littleguiltythings, en junio me independicé y en septiembre me casé.

Este año también he aprendido a planchar camisas en masa, a hacer cupcakes y a llevar una casa más o menos decentemente –sin dejar de salir de fiesta como la que más-. A organizar la compra y a hacer menús distintos de comida y cena ¡sin coincidir durante más de diez días! He aprendido a vivir en pareja y también a vivir sola. A posponer ciertos caprichos para mañana y a pagar recibos que parece que no terminarán nunca -para los restos-.

Este año, como el anterior, también me siento muy afortunada, pues he vuelto a llorar más de alegría que de tristeza, pena o impotencia. He sentido emoción, pasión y entusiasmo por todo lo que he hecho y he vivido cada día como si fuera el último de mi vida. Con la mayor intensidad.

He regalado bromas y sonrisas a los que quiero y, a pesar de no haber estado siempre ahí con ellos –presumo-, el tiempo dedicado creo que ha sido de calidad. Lo que a mí me ha llenado enormemente y me ha hecho sentir FELIZ.

También he adelgazado más de 5 kilos, me siento más guapa y llevo ropa más sexy que el año pasado. No he dejado de fumar porqué nunca fumé, pero creo que la fuerza de voluntad puesta en la dieta y en el mantenimiento me han hecho sentir muchísimo mejor.

20131230-232325.jpg

Por todo ello, cierro este 2013, como años anteriores, con broche de oro, y me siento preparada para afrontar un 2014 lleno de nuevos retos unos más exóticos y emocionantes que otros pero todos ellos señalados en mi calendario por mí. ¡Me muero de ganas de íroslos contando! Gracias por seguirnos, Feliz Año Nuevo y seguimos leyéndonos este nuevo año!

Esther

Durante 365 días ocurre de todo, bueno y no tan bueno, pero yo que soy una persona positiva por naturaleza (aunque debo reconocer que lo soy desde que un día mi madre me hizo una demostración real del vaso medio lleno y medio vacío, pasándolo a ver desde aquel día siempre medio lleno), soy de las que creo que todo sirve y que en los malos momentos es donde podemos encontrarnos con lo más preciado. Un sentimiento que hacía tiempo que no sentíamos, una grata sorpresa en la reacción de alguien, un reencuentro, un apoyo o un toque de atención para seguir adelante.

Durante este año hemos superado todo tipo de baches: de salud, económicos y profesionales. Hemos asistido a varias bodas de amigos que marca un año, nos lo hemos pasado bien, hemos reído y disfrutado de grandes y pequeños momentos. Hemos visto como familias amigas aumentaban de tamaño. Hemos acertado y nos hemos equivocado pero lo importante es que aquí estamos.

2013… un año más pero no un año cualquiera. Personalmente mi familia y yo despedimos un año que nos ha dado, en su recta final, una de las mejores, por no decir LA MEJOR noticia que podía darnos y que hace que esperemos el 2014 con mucha mucha ilusión. Si Dios quiere, dejaremos este año siendo 2 en casa para ser 3 en verano. Comprenderéis que hay un motivo, que aunque de momento muy pequeño es ya para nosotros inmenso, para estar infinitamente agradecidos con el 2013, por habernos regalado lo que más queríamos, por habernos dado esta oportunidad y por haberse cumplido nuestro sueño.20131230-235319.jpg

Os iré contando y actualizando todo por aquí, si no lo hago yo Esther o Anna que se mueren por contároslo y que ya las he tenido que reprimir demasiado tiempo. -Chicas a partir de hoy, vía libre-.

Os deseo lo mejor para este nuevo año, porque seguro que todos os lo merecéis.

Un beso.

Maria

2013 ha sido un año movidito para mis little guilty girls favoritas…se me están haciendo mayores, una con bebé a la vista y la otra se me ha casado.

Al contrario de ellas, para mi 2013 ha sido un año de pocos cambios, por no decir ninguno. Un año de transición durillo, espero que 2014 me depare alguna sorpresa buena en compensación por ese año aburrido y estático que he vivido.

Esperando

Esperando

Mi frase para definir 2013 es “la vida fluye, los días pasan“.  Sin duda, lo más positivo ha sido ver crecer a mi hija y ver como su personalidad y caracter empiezan a definirse ( y como se definen). No me puedo olvidar de este pequeño gran proyecto llamado littleguiltythings, tan personal, tan íntimo y real que ya no podría vivir sin él ni sin sus integrantes, Esther y María. Les quiero dar las gracias por su constancia y savoir faire! Chapeau! 

Para el próximo año deseo y haré todo lo posible para que sea distinto a 2013, abriré los ojos y no se me escapará nada, pienso coger al vuelo todas las buenas cosas que pasen a mi alrededor y me las quedaré para siempre, me he cansado de esperar.

Feliz año a tooooodo el mundo!

Anna

Anuncios

4 pensamientos en “María, Esther y Anna: Balances 2013

  1. Felicidades a todas por ver la vida de forma positiva, como bien dice Maria, viendo el vaso siempre medio lleno. Aprovechar todos los buenos momentos porque los malos llevan sin avisar. Gracias por todos los buenos momentos que hemos pasado juntas con vuestros historias y feliz 2014. Anna, Esther y Maria, muchas gracias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s