El tren de la vida

Como os he contado muchas veces yo voy a trabajar en tren y casi dos horas de tren al día dan para muchas historias.

En un tren, supongo que igual que en un autobús o en el metro, una ve y oye muchas cosas, ve actitudes sorprendentes, para bien y para mal, descubre nuevos olores, personalmente pocas veces para bien, descubre libros interesantes y una largo etc, porque sin hacer nada, tan solo sentarse y observar, nunca sabes dónde vas a viajar aquel día o que vas a aprender.

El tema de dejar sentar a la gente mayor, es al menos en el tren en el que yo voy, un problema grave. Ya me parece vergonzoso que una señora o un señor mayor tengan que pedir por favor si alguien les puede dejar sentar, entiendo, y al menos a mí así me lo han enseñado, que los mayores pasan antes, que los mayores se sientan, que a los que son más mayores que tú se les trata de usted, etc. Pues bien, el otro día, no tan solo un chico no se levantó ante la mirada cansada de una señora mayor de pie a su lado, sino que cuando ella le pidió por favor si podía dejarle sentar, él no se cortó ni un pelo contestándole:- ¿por qué? Al final no os creáis que se levantó, le dejo su sitio otro chico.

Pero por otro lado hay otra cosa, también relacionada con este tema, muy cachonda: señoras ya entradas en años que adoptan un look “Anita Obregón” y después piden que les dejen sentar, a ver señoras, si podemos lucir tejanos, tops y tacones cuando no tenemos edad para ello, podemos estar de pie, ¿no? Claro que las dejaría sentar, no os preocupéis, pero me hacen gracia este tipo de ironías.

Después están los que llevan los perros, ya os hablé de ello otro día, o algún otro animal, os prometo que una vez había un chico con al menos 3 ratoncitos que le salían de una riñonera y le paseaban por el brazo hasta los hombros… aún me pregunto ahora, cómo aguanté todo el trayecto tan cerca de aquel chico.

Otro tipo de actitud que no aguanto es la música alta, o aún y con los cascos hay gente que la escucha tan fuerte que el de al lado la oye perfectamente. En primer lugar, a mí no me tiene porque gustar la misma música que a ti y escuchar 30 minutos de samba por ejemplo me pone de los nervios, o 30 minutos de máquina, en serio, ¿no se dan cuenta que hay más gente en el vagón? Y luego están también los niños a los que su padre dejan el móvil para jugar (tema aparte) y el juego en cuestión tiene el sonido activado, vale que a los padres les vale con tener al niño entretenido sin dar por saco pero el resto estamos de las musiquitas hasta la coronilla.

Y entre canción y canción un ronquido. Un viaje tan largo da para echarse una cabezadita y si es muy profunda hay más de uno que ronca y todo. A mí me sabe mal pobres (esto cuando me doy cuenta porque son muchos los días que soy yo la que se queda dormida) porque todo el mundo les mira y comenta… pero si no lo conoces no vas a despertarle o a tocarle el brazo, ¿no?.

Bueno y por hoy aquí lo dejo, son tantas las cosas que os podría contar, esto tan solo ha sido digamos que un aperitivo… prometo más posts con anécdotas al completo.

Un beso, hasta la próxima semana.

Anuncios

2 pensamientos en “El tren de la vida

  1. Tienes mucha razón Maria. Yo soy de las que considera que si en nuestro país hubiera más educación, otro gallo cantaría. La falta de educación es un gran problema social. Yo, durante muchos años he dado clases a grupos de adolescentes y puedo asegurar que podía pasar un grupo de treinta alumnos por mi lado a las ocho de la mañana y ninguno, repito, ninguno, decir: “buenos dias”. Lo más grave fué un dia que después de celebrar una pequeña fiesta de Navidad en clase, me despedí de mis alumnos con un “feliz Navidad” y ni uno fué capaz de desearme lo mismo. Y la verdad, modestia a parte, me tenian aprecio. Creo que los padres somos los principales responsables de educar a nuestros hijos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s