El misterioso caso de la compra semanal

Otra vez lunes y otra vez toca ir al supermercado.

El  post de Anna donde nos contaba el curioso caso del cesto de la ropa sucia, me ha hecho pensar. Estoy totalmente de acuerdo con ella, lo de la ropa sucia es un no parar y esto que nosotros solo somos dos, yo de verdad que tampoco lo entiendo. Ello me ha hecho dar cuenta de que la vida diaria esta llena de misterios.

A mi me pasa lo mismo con la nevera, es decir, ¿porqué solo luce un día, máximo un día y medio? A mi no me gusta nada ir a comprar, es de las cosas que se me hacen más pesadas, lo encuentro un rollo, pero habrá que ir, ¿no? pero claro, es que no es solo ir a comprar, es acordarte de coger las bolsas, es pensar que se te ha acabado y que necesitas para esta semana, con lo cual tienes que más o menos pensar los menús que vas hacer, si hay algún día que no cenas en casa, si te tienes que llevar la comida al trabajo algún otro día y es ordenar las cosas cuando llegas a casa. En serio, ¿hay alguien a quién le gusta ir a comprar?

Yo voy a comprar normalmente los lunes, es el día que salgo un poco antes y me da tiempo a llegar al Mercadona, que es al super que voy yo. Más o menos siempre compro lo mismo, lo que nos gusta y lo que estamos acostumbrados a comer o a lo que nos hemos acostumbrado desde que vivimos juntos, claro. Hay cosas que no se repiten todas las semanas porqué claro duran más que una semana, por ejemplo el jabón de la lavadora, algún que otro producto de limpieza, pero en cambio hay cosas que cada lunes las compro, pan, una bolsa de ensalada, agua, latas de Cocacola y Sprite, zumos varios, queso,  desodorante, etc… y cada lunes lo mismo, carga el carro, paga, ponlo en bolsas, descarga el carro, llega a casa, baja las bolsas, súbelas a casa, vacía las bolsas, llena la nevera, cajones y armarios, y lo peor… que el miércoles ya no queda ni la mitad de lo que has comprado, o se te ha gastado lo de la semana anterior cosa que significa que esta semana ya tienes nuevas cosas para añadir a la lista base. ¿Me diréis que esto no es un completo coñazo?

la foto-2

Cuando no es una cosa es la otra, siempre siempre te falta algo. Y después están aquellas cosas que no compras en el supermercado, que si las hamburguesas te gustan más de este otro sitio (por cierto os recomiendo las hamburguesas de Veritas, a nosotros nos encantan), que si el embutido de aquella charcutería, que si las croquetas de aquel otro sitio…

Ahora empiezo a entender a mi madre cuando llegaba a cada y pedía que alguien la ayudara a descargar bolsas del super, o porque cada día la veía llegar a casa con alguna que otra bolsita, con algo de comida aun y haber ido a comprar el día antes, y es que siempre falta alguna cosa, !parece que la nevera engulla la comida!

Pues este como otros muchos casos curiosos de la vida diaria de cualquier familia es al que me voy enfrentar esta tarde, os saludaré por instagram desde ahí.

Un beso a tod@s y feliz semana.

Maria

Anuncios

Un pensamiento en “El misterioso caso de la compra semanal

  1. Este es un tema pendiente al que hay que buscar solución. Me preocupa más tu nevera que la mía. Que habré hecho mal???? Un beso, igualmente te quiero.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s