En ocasiones veo muertos

Y llegó el mes de Octubre a la oficina. Mes, que trae implícito el “tan ansiado” finde de encuentro de profesionales del despacho.

Os cuento: el despacho en el que trabajamos tiene por costumbre –por aquello de trabajar el “team building”- obsequiarnos con un maravilloso fin de semana en algún lugar cercano haciendo actividades por equipos, comidas/cenas mezclando unos y otros abogados de distintos departamentos –por aquello de relacionarnos con profesionales con los que no solemos trabajar el día a día- y, en definitiva, para pasar un rato agradable con gente con la que normalmente estás pero que no trabajas. Como inciso y para que lo entendáis mejor: yo, por ejemplo, soy abogada especializada en Mercantil internacional y María en Patentes. Nosotras somos muy amigas pero nunca hemos trabajado juntas. Dentro de la firma, pertenecemos a distintos departamentos y sus conflictos suelen ser relativos a marcas, por ejemplo, y los míos a incumplimiento de contratos, o sociedades extranjeras que quieren poner una filial en España… por poneros algún ejemplillo…

Éste sería un cortito resumen sobre nuestro trabajo diario: Iniciar, parar y zanjar conflictos. Cada uno en su pequeño departamento. Nada constructivo, totalmente de acuerdo. A veces incluso un poco erosionante… pues siempre que suena el teléfono es un marrón, y siempre es urgente. Aquí les llamamos “brownies”.

Pero en fin… trataré de no irme por las ramas… que siempre me pasa igual…

Este año, el encuentro de profesionales será en… ¡¡tachaaan, tachaaan!! ¡¡En el parador de Cardona y Las Minas de Sal!!

Si bien es cierto que en un finde que a nadie le apetece… debo de reconocer que a mí no termina de disgustarme. Coincidimos con la gente de otras oficinas que tenemos en España… el ambiente suele ser distendido, y el viernes por la noche suele haber “discoteca” en el hotel. Además comienza el jueves y termina el sábado, con lo que tampoco resulta tan dramático…

Pero en fin… el año pasado resulta que se quedaron cortos de ideas y abrieron un buzón de sugerencias –del que aquí una menda, participó. Y debí ser la única, porqué me pusieron a trabajar para organizar la actividad que propuse: Un concurso de Trivial por equipos-.

Este año habrá un factor añadido… ¿sabéis cuál? Al parecer existe una leyenda urbana alrededor de la habitación 712 del Parador de Cardona… que, por cierto, nunca la asignar a un huésped a menos que éste así lo solicite… pues es famosa por sus ruidos nocturnos y sus movimientos de muebles, psicofonías… y alguna que otra presencia que deambula a su antojo por la habitación con outfit medieval.

En fin… se me ocurre algún que otro candidato del despacho –algún jefe- que estaría bien engañar y que pasara allí –por casualidad- una noche inolvidable… ¡jajajaja! ¡qué mala! Os dejo un link -pincha aquí- sobre la leyenda por si os interesara investigar más sobre este lugar y sus “habitantes”….

Esther

20131027-234914.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s