Entre el canapé y el armario estoy yo

Después del post de Esther de ayer, mi post de hoy seguramente os parezca tribal, pero bueno, yo que también soy abogada, suscribo bastantes cosas de las que dijo ayer Esther, pero me explayaré en ello otro día, con un post de política a la semana ya hay bastante, ¿no?. Hoy yo quería hablar de otra cosa que me persigue desde hace ya dos semanas.

No hay nada que me guste menos que hacer el cambio de armario. Es que entre una cosa y otra yo me puedo tirar perfectamente casi un día entero y este año todavía no he visto el momento de hacerlo. Entre otras cosas también debe ser porque todavía no hace mucho frio y me sigue sirviendo la ropa que actualmente ocupa mi armario.

A parte del tema de la temperatura creo que debo aceptar los motivos reales por los que me da tanta pereza hacerlo y que son: i) no me espera nada muy bonito/especial/diferente/in/precioso en las cajas en las que hay guardada la ropa de invierno, ii) creo que la mitad de cosas no me irán (esto es lo peor) y iii) tendré que re-planchar, re-lavarla mayoría de cosas que saque porque siempre cometo el mismo error, cuando guardo las cosas, si están un poco arrugadas pienso: “bueno, luego dentro de cuatro meses cuando lo saque de nuevo ya lo haré…” terrible error, ya lo dicen: “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”, pues yo como mi padre, soy la reina del “ya lo haré” y después cuando toca volver hacer el cambio me encuentro con lo que deje para planchar cuatro meses atrás.

Aceptados ya los motivos que me hacen estar evitando hacer lo inevitable, si todo va bien y no encuentro una muy buena excusa, este fin de semana lo haré. No sé qué me gusta más, si hacer el cambio de verano a invierno o de invierno a verano, ¿a vosotros? Bueno la verdad es que estoy dando por supuesto que como yo hacéis cambio de armario, pero es cierto que hay gente, poca que yo conozca, que no lo hace. Puede ser porque tiene un súper vestidor y no les hace falta hacerlo, cosa que ya os digo que no es mi caso porque en mi casa creo que vamos más bien cortos de armarios, sobretodo de armarios o espacio para guardar zapatos, lo odio, no sé dónde dejarlos. Tenemos zapatos repartidos por todo el piso. En una especie de banquito en la entrada, debajo de una mesita de estas de entrada (a mi madre le parece horroroso, por cierto), en nuestra habitación, en los armarios de nuestra habitación, en la habitación en que tenemos de sobras, en el armario de la lavadora…es que entre bambas, zapatos de trabajar, botines, botas, botas de agua, zapatos de vestir, zapatos de cada día, zapatillas de estar por casa, ¿cómo lo hacéis vosotros? Y lo mismo con los bolsos, mochilas y mochilitas, otro tema que no soporto, ¿dónde los puedo guardar? Si los guardo mucho después no me los pongo porque nunca los veo y si los dejo a la vista para acordarme que los tengo y utilizarlos, luego me molestan y me da la sensación que tengo la casa desordenada. La verdad que ahora que lo pienso, a las casa que voy nunca veo los zapatos y los bolsos por ahí, ¿cómo lo harán?

la foto-21

Es que hay tantas cosas que no sé dónde guardar… ¡que agobio! Creo que esto significa que podríamos pasar con menos cosas, ¿no? pero bueno si ya lo tenemos, que hago, en algún sitio tendré que meterlo, ¿no?. Lo que si podría hacer es no comprar más.

Pero bueno volviendo a mi cambio de armario, otro dilema ¿tirar o no tirar? Siempre me resulta más fácil decidir lo que se tiene que tirar de la ropa de Alejandro que la mía, ¿también os pasa? A mí siempre me da pena, “a lo mejor un día me lo pongo…” pienso, pero en realidad si no te lo has puesto la temporada pasada, olvídate porque no te lo vas a poner esta. Y ahora mi pregunta, teniendo en cuenta que yo en principio no tiro mucho, ¿dónde están mis superga?, ¿dónde están mis No Name de cuando tenía 15 años?, ¿mi vestido lencero de hace 5 años?, ¿dónde está todo aquello que yo ya tenía y que ahora me tendré que volver a comprar porqué se vuelve a llevar?.

Bueno pues os informaré si al final decido a atacar mi canapé y despedirme de mi ropa de verano.

Feliz semana a todos, hasta el lunes.

Maria

Anuncios

2 pensamientos en “Entre el canapé y el armario estoy yo

  1. Es horroroso. I otra cosa, cuando guardo la ropa de invierno pienso, esto para la proxima temporada y cuando la saco en otoño pienso, pero que fea y vieja esta!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s