Confieso: Ya he sido infiel

Un mes casados y he sucumbido a los encantos de un tío de 27 años, rico y carente de humildad, sexy y arrogante. Creído, engreído y muy salvaje. Y que conoce todos los rincones del cuerpo de una mujer.

Y ha sido en la luna de miel. En el avión… y volviendo de Brasil.

Su nombre es Christian Grey, y seguramente ya haya estado en muchos de vuestros hogares antes que en mi vuelo, alimentando también vuestras fantasías y dando rienda suelta a vuestra imaginación –y/o a vuestra vida sexual en pareja-.

No es que sea una gran novela, con una gran trama, con personajes con una personalidad que te haga sentir algo por ellos…. en realidad me ha parecido más bien porno para mujeres. Y es que en 5 horas de vuelo devoré medio libro… a pesar de que en ocasiones creía que no podía continuar leyendo del rubor que me producía el texto…

Varias de mis amigas ya me habían avisado… y reconozco que hoy me pueden recriminar el tan temido “te lo dije”… ¡lo fuerte es que pensaba que a mí no me engancharía tanto como decían!… en absoluto…

Y en verdad no me impresiona en exceso… no sé cómo explicarlo… lo que sí me parece es porno, buen porno para mujeres de consumo pública y moralmente bien visto. Puesto que permite estar leyéndolo en un avión, en el tren o en una cafetería, sintiéndote muy mala –probablemente excitada- y con la certeza que ni una viejecita sería capaz de mirarte mal. –Lo que da más morbo–. Y además, seguramente también sea capaz de estimular tu vida sexual en pareja -de tenerla- por lo que terminas apagando “tu fuego” con el que tienes más a mano, que resulta ser tu novio/marido –pero hablaré de esto más tarde-.

No obstante… ¿¿qué pasaría si un tío se sienta en una cafetería con el portátil y mientras degusta una rica “cup of café con leche” de aquéllas de la Botella, sintoniza en alguna web porno –de pago o gratuita- una serie de polvos de igual tipología y se dedica a recrearse con ellas visualmente…?? –ÑEEEC!! ERROR!!, ¡¡¡es un DEPRAVADO!!!

Es, en definitiva, un libro carente de trama, carente de conflicto, y carente de elementos sorpresivos. Pero sí, efectivamente, es un gran PRODUCTO para mujeres. Porqué francamente, todavía no se había inventado el porno elegante para mujeres hasta este libro. O al menos yo no lo conocía. Visto como un producto, lo compro. Visto como un libro, como un best seller, como una novela, como una historia de amor; claramente ¡NO!

Los personajes principales son un cúmulo de estereotipos de personas concentrados en dos personajes que sólo hacen que “follar duro”. (Porqué Christian Grey no hace el amor, él sólo “folla duro”). En resumen:

  • ÉL: Es más millonario que Bill Gates, más poderoso que el Club Bilderberg, joven pero experto, atractivo como el que más, Brad Pitt es de belleza mediocre a su lado, más elegante que la Preysler y con un pelo más brillante que el de Melendi. La ropa le queda mejor que a Andrés Velencoso y es multifunción, como los iPhone, porqué lleva una empresa de más de 2.000 trabajadores entre polvo y polvo… (a 3 ó 4 polvos diarios) y le contesta los emails a Anastacia Steel en la friolera de entre 2 y 5 minutos siempre… Sabe de literatura inglesa de la época victoriana –consumidor de primeras ediciones-. Pilota helicópteros y avionetas sin motor, y conduce coches descapotables con dos gorras en la guantera –sin tener novia-. Su casa goza de la más novedosa domótica y con unas vistas de Seattle que se te caen las bragas al suelo… y con los típicos sofás de piel blanca, que de usarlos tu novio o tu marido serían color marrón a las dos horas… pero él los tiene como el primer día. Además no es consumidor de football ni de otros deportes que impliquen cierto tiempo/fanatismo/faltadetiempoparalapareja y cada vez que se la lleva a ELLA a dormir a casa, se despierta antes para ir a comprarle un conjunto –que incluye desde las bragas y el sostén hasta la goma del pelo-. Además sabe follar, y lo hace muy bien –a juzgar por los resultados que produce en ELLA y las lectoras, ¡no nos olvidemos!. Vamos, en resumen, vendría a ser un Chuck Norris de todas las cualidades físicas que una mujer podría valorar en un hombre. –Ver chistes de Chuck Norris en Google-. Porqué además es fiel hasta de vista, y a pesar de trabajar con las rubias más despampanantesde la ciudad, ni siquiera se ha dado cuenta… Y exige fidelidad. Y es controlador y autoritario. -Esto francamente me saca bastante de quicio siempre que lo leo…- Pero en general y a grandes rasgos… ¿pone o no pone?
  • ELLA: Es una chica de 21 años, virgen y de look informal. Amante de la literatura inglesa de la época victoriana. Trabajadora y manipulada –con consentimiento- por su compañera de piso, íntima amiga suya con mucho carácter. Es muy guapa pero no lo sabe, a pesar de que el hermano de su jefe siempre le insiste para salir a cenar y de que su mejor amigo José –el típico paradito pagafantas que se hace amigo para ver si algún día ella se emborracha y se lía con ÉL- están constantemente tirándole la caña a ver si pillan algo más que sonrisitas. Además jamás había sentido atracción por un hombre hasta que conoce a Christian Grey… ni tan siquiera en la adolescencia, -etapa de mayor movimiento hormonal y de la experimentación…- Pero a pesar de todo él está atormentado. Todavía no he llegado al momento en el que explican por qué… y ya veo en ella aquél clásico instinto de toda mujer de hacer un poco de figura materna, de cuidarle y completar sus carencias, de cuidarle y de cambiarle… -en cierto modo-. Y de querer atraparle el corazón…

Tal y como lo describe la autora… es un tipo que sexualmente “pone”… -le caen siempre tan bien los pantalones sobre las caderas… huele siempre taaan rico- ¡Y mira que es pelirrojo! –que a mí no me atraen nada…- Y básicamente porqué es un tipo que mordiendo a una tía el dedo meñique del pie… hace que ella nota el efecto entre las piernas… Y tal y como está el patio en la calle… que si los hombres se pueden saltar la previa, se la saltan tan a gusto… y que a veces están más preocupados de pasárselo bien ellos -estando contigo en la cama- y que si tú sientes o no… pues les da un poco lo mismo…. ¡pues un tío así es de agradecer! Y, en definitiva, es bienvenido en todos los hogares femeninos…

Pero no deberíamos de perder de vista que es un tipo controlador hasta el punto de rastrearla por satélite a pesar de como está el asunto –en los medios de comunicación y en las leyes sobre la violencia de género y el acoso a la mujer-… Actualmente, y que le hace firmar un contrato de confidencialidad de lo que pueden hacer o no hacer, “por insistencia de su abogado”, que desde el punto de vista legal tiene bastante guasa…

Imagino que es el morbo de lo secreto, de lo que no está bien visto, de que sabe cómo tocar las teclas y muchos de los hombres del mundo real no saben… y de que es fino y a la vez elegante… a grandes rasgos seduce, apetece. Es fresco, -para mí- y está fantásticamente bien para un ratito… 😉

Pero francamente y retomando el párrafo 6 anterior… a modo de conclusión… esto es como cuando vas a pasar el día a la playa con tu novio, y delante hay un grupo de cuatro niñas de 24 años en braguita –de bikini-. Monísimas, sexys, jóvenes, tersas, etc. Eres consciente de que están ahí y convives con ello con dignidad -como novia-. Pero entonces llegas a casa, te metes en la ducha y tu novio aparece por detrás a “apretarte”… Eres consciente de que el calentón es provocado por las tías de la playa y que termine el trabajo contigo no mola. A una tía no le mola ser el segundo plato… no le gusta “apagar el fuego que encendieron otras” y si hay algo claro, es que los hombres se excitan por los ojos…

En pareja… eres la chica y estás leyendo antes de dormir, en la cama, 50 sombras de Grey… te pones como una pila y le buscas a tu pareja las “cosquillas”. Él se deja, y no sólo se deja, sinó que piensa “COJONUDO, he triunfado como la cocacola”!!! Es igualmente consciente de dónde viene y además se siente encantado de la vida, pues además se ha ahorrado los previos… ¿moraleja? Las mujeres nos excitamos intelectualmente, con el ahora sí y ahora no, con el tonteo y con el estímulo de casi cualquier parte del cuerpo…

Pues eso, 50 sombras de Grey es igual a porno para mujeres como una película X de mujeres recarchutadas lo es a los hombres. Luego, 50 sombras de Grey es ideal para estimular vidas sexuales de parejas venidas a menos o para que una mujer sola fantasee alegremente, pero no para disfrutar de una obra literaria de la altura de El Quijote.

Esther

20131006-225708.jpg

Anuncios

3 pensamientos en “Confieso: Ya he sido infiel

  1. Totalmente de acuerdo contigo Ether. Es un libro en definitiva y literalmente malo, pero será por algo que ha tenido tanto “éxito” ¿no?. A mi me gusta praticamente todo de Mr. Grey, el mix de sus pros y sus contras una vez acabada la trilogía lo compro. Además creo que con el tiempo y por como evoluciona el personaje, es un tipo al que puedes acabar moldeando, viene viciado de origen pero se puede arreglar. Lo único que no soporto de él es que vista pantalones de franela gris en verano y que sea, a veces, taaan empalagoso!

    Besos

    Maria

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s