El ARTE de SABER decir ADIÓS -a tiempo-

Que las relaciones deben regarse todos los días como una plantita, seguro que lo hemos oído todos… pero… ¿lo hacemos? ¿o dejamos que la cotidianeidad se apodere de nuestras vidas hasta perder por completo la magia?

Seguramente esta reflexión es extrapolable a cualquier tipo de relación. Relaciones de pareja, padres e hijos, y relaciones en el trabajo –me estoy refiriendo a relaciones jefe vs subordinado, por ejemplo-.

Yo que como sabéis –por lo que habréis ido leyendo- soy ciertamente obsesiva y controladora en demasía de cada minuto de mi vida sin tolerar la sensación de ir a la deriva… he hecho un estudio bastante intensivo de las relaciones humanas a lo largo de mi vida… y he terminado concluyendo lo siguiente: el mayor fracaso para uno mismo es no saber decir adiós a tiempo, de mismo modo que te digan adiós cuando tú eres feliz y el otro no. O lo que es lo mismo, cuando la otra persona colma todas tus expectativas pero tú no las suyas.

La erosión personal es –bajo mi punto de vista- horrible. Considero que la vida es tan bonita y hay tanta gente que merece tanto la pena conocer… existen tantas opciones y oportunidades… que no entra en mi cabeza que alguien se conforme en una relación única y exclusivamente por comodidad. Comodidad económica, -o no económica necesariamente-.

El otro día, hace una semana, M y yo cogimos el coche para dirigirnos a Olot, una bonita ciudad rodeada de volcanes en la Garrocha catalana. Fuimos a celebrar unas bodas de plata. En aquellas conversaciones que uno tiene en el coche con su pareja… se me ocurrió comentar que nunca había ido a celebrar unas bodas de plata. Solamente una vez unas de oro, de mis abuelos, -porqué cuando hicieron las de plata yo ni siquiera existía-. Y sinceramente y tal y como está la vida actualmente tampoco me parece que vaya a ser un boom de celebración en los próximos años…

Mi familia en general tiene tendencia a divorciarse, a separarse y a no llegar más allá por X o Z motivos. Y lo vivo como algo ciertamente natural, a pesar de que debo reconocer que para un niño, sea de la edad que sea, sufrir el divorcio de sus padres es un trauma, digan lo que digan… Y sí, sufrir es el verbo adecuado…

En cualquier caso y dejando la observación anterior al margen… creo sinceramente que las rutinas destruyen. Que el aburrimiento mata. Y sobre todo nos hace perder la identidad como persona individual, en ocasiones.

Frecuentemente me he encontrado con amigos que les cuesta horrores rehacer de nuevo su vida en solitario tras una ruptura de pareja. Y a mí misma me costó un buen tiempo mi ruptura con mi pareja anterior. Aunque fui yo quién decidí que había terminado. Las rupturas no son fáciles y tienen un duelo exactamente igual, sobre todo si eres el dejado, que cuando pierdes a un ser querido. De pronto aquélla persona, presente en tu día a día desaparece por completo, y aunque sólo sea para llenar el tiempo que te ocupaba… ya tienes trabajo y sientes soledad…

Es por ello que considero que saber decir adiós a tiempo es una virtud enorme que te facilita estar, cuanto más tiempo mejor, en un estado de felicidad. Y no es que anime al divorcio, a la separación, a perder fácilmente la paciencia. Al contrario. Quiero creer y creo en el matrimonio para toda la vida, pero creo que deben mediar siempre un esfuerzo, una paciencia, un respeto, una confianza y una magia que son tan complicadas de mantener con las rutinas diarias y la cotidianeidad que hay que trabajar realmente a fondo. Y extrapolando de nuevo a otro tipo de relaciones… para mi no vale el …. “es amiga de toda de la vida, nos conocemos hace 20 años…” no sé… yo hay gente, sinceramente, que conozco desde hace 2 años con los que he tenido una relación más profunda, especial, bonita e ilusionante que con alguien que conozco desde hace 10 años…

En fin… tomar decisiones no es fácil para nadie, pero tomar decisiones en el momento adecuado dan la felicidad.

Esther

20130725-002937.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s