Medio día de mi día a día.

Mientras Anna está en Sicilia, tostándose al sol, con un libro y una Coca Cola en la mano y Esther está haciendo su enésimo tratamiento de croliopolisis –o como se diga-, yo acabo de comer y estoy en el despacho escribiéndoos a vosotros. Hoy no tengo mucha cosa interesante para contaros, con lo cual he decidido haceros un breve resumen de mí medio día. Hoy me he levantado como cada día a las 7:15, mi idea era levantarme antes porque tengo muchísimo pero que muchísimo trabajo, pero por más que lo intento no puedo. Además ayer se quedó a dormir mi cuñado en casa, con lo cual por la mañana éramos uno más con los 15 minutos de retraso – ducha que esto conlleva.

Después he ido tranquilamente caminando a coger el tren. A, si, he sacado la basura, cosa que por si no sabiais, detesto e intento evitar hacerlo yo, pero hay veces que aun que insistes en que caben más cosas o utilizas la típica bolsa del super a parte, hay que reconocer que toca bajar la basura, y como mi marido siempre sale en coche, directo del parquing pues siempre se libra.

Ya en el tren, he hecho mi cabezadita de rigor y que hago cada mañana. Me duermo profundamente, bueno yo y casi todos los de mí alrededor. Antes me daba un poco de vergüenza, ahora ya no. Oye, una horita más de sueño al día, que después el día es muy largo. Siempre me despierto a la misma parada, justo tres antes de la mía con lo cual me da tiempo a cerrar un poquito más los ojos y volver a despertarme.

20130618-215616.jpgHe llegado al despacho y bravo no tenía café y tampoco tenía dinero para poder comprar. (Antes nos fiaban y nos dejaban llevarnos una cajita de tan preciado tesoro, sobre todo a las 9:00 de la mañana y luego la pasábamos a pagar, pero desde que una compañera se fue del despacho dejando a deber su caja de cápsulas Nespresso, ya no. De nada sirve cumplir rigurosamente las normas si luego puede venir una / uno y hacer lo que le da la gana. En conclusión, ella ya no está y yo estoy sin café). Por suerte mi compañera Lidia me ha ofrecido en seguida dos cápsulas para pasar el día y luego Esther otra así que tengo el cupo de cafeína cubierto por hoy.

Después he ido de reunión en reunión, no siempre es así pero justo hoy tenía dos. Me gusta mucho reunirme con gente, conocer sus problemas e intentar solucionarlos pero claro el trabajo que tienes encima de la mesa no te lo hace nadie mientras tu estas de “chachara”! Total que ya me tengo que despedir porque casi son las cuatro y me tengo que poner a trabajar inmediatamente.

¿Cómo es vuestro día a día?

Besos y feliz semana a todos.

Maria

Anuncios

Un pensamiento en “Medio día de mi día a día.

  1. Que per molts anys tinguis tanta activitat i que no faltin les bones companyes de feina per fiar-te el Nespresso!!!!! Mira que moltes vegades et dic que al menys cal portar 5 € per si passa algun contratemps!!!!!!! Que tingueu un bon dia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s