Inspiración tardía.

El martes jugó el Barça, no sé si habrá ganado o no porque cuando escribo este post aún no se ha disputado tan ansiado partido, lo que sé es que en el despacho, sobre las 8 menos cuarto quedábamos Esther, yo y un par de chicas más (Anna no porqué ella sale antes). Bueno claro, y aquellos que son del español, porque los del Madrid también se han ido, ahí están, preparados para ver qué sucede.

la foto-114

Curioso pero cierto, cuando hay partido no quedan ni los que acostumbran a “calentar silla”. No os asustéis que no os hablaré más de futbol, lo que quiero es hablaros de los “calienta sillas”. ¿En vuestro entorno laboral también hay? Seguro que conocéis alguno. A mí al principio me daban un poco de rabia, ahora directamente me dan pena, y no un poco, mucha.

Creo que durante el día no hacen nada, bueno vale, hacen algo pero poca cosa y muuuuuy lentamente y luego cuando tu recoges y te vas dicen que se quedan que justo les acaba de entrar la inspiración, venga si, ¿y qué más?. La cuestión es conseguir irse siempre el último y que evidentemente tu jefe se de cuenta, sino no tiene ninguna gracia. De lo que se trata es de aparentar que eres una persona comprometida y con muchísimo trabajo.

Días como el martes, cuando jugó el Barça, ponen en evidencia cuanto os he comentado, ¿no tenían tantísimo trabajo? hoy no se quedan no, hoy resulta que tienen menos. Igual que el día que el jefe no está, aquel día por casualidad tampoco tienen mucho trabajo. ¿Por qué lo hacen?, si yo solo pienso en acabar cuanto antes para poder tener tiempo de hacer alguna cosa mas a parte de trabajar.

Reconozco que al principio incluso a mí me daba cosa levantarme y recoger cuando la mayoría se quedaban, pero con el tiempo vas calando quienes son los que se quedan “calentando silla” y quienes se quedan porque realmente tienen trabajo. Estoy casi segura que si nos esperáramos detrás de un árbol en el portal, los veríamos salir, dos minutos después de que saliera su jefe.

Seguramente hay casos y casos pero muchos no tienen mucha cosa más que hacer después del trabajo, o pocas ganas de llegar a casa. Yo me muero por salir cuanto antes y poder hacer cosas tan simples como comprar algo fresco para cenar, llegar a tiempo para dar una mini vuelta por zara, ponerme el pijama y estirarme en el sofá (y taparme con una manta finita, yo es que me tapo incluso en agosto, para mí sin manta el sofá no es lo mismo), no sé cualquier cosa, para muchos poca cosa, pero para mí necesarias e importantísimas.

Bueno bueno, mañana viernes!! Yeahh!!

Besos

Anuncios

3 pensamientos en “Inspiración tardía.

  1. Maria, tens molta raó, molta gent, sobretot els caps, no entenen que qualitat no és igual a quantitat. L’escalfa cadires només valora la quantitat de temps que passa fent la feina. La persona responsable valora la qualitat i el compliment del deure. Ole!!!!!!

    Me gusta

  2. Bufff, en todos sitios hay “calienta sillas”… Yo soy de la opinión que, si se dedican a calentar la silla, no tienen más cosas que hacer, ya que cuando uno sale del trabajo, es cuando empieza TU vida… Y cuanto más tarde sales, menos vida tienes.
    Tambien creo que es cuestión de prioridades…
    Estará muy bien de cara al jefe … o no crees que el jefe sabe realmente quien se dedica a calentar la silla…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s