¡Si no hay violín, no hay violón!

¡Ya sé que ya es miércoles! Pero entre la temática de los posts que me preceden esta semana y el aún presente-en-mi-memoria-finde-pasado… no puedo evitar explicaros la anécdota de lo que va de año 2013 en mi vida: la presentación, el pasado sábado, de dos familias que en septiembre van a unirse, si Dios quiere, -como dice mi abuela-, para siempre.

Pues sí. M y yo organizamos una excursión a Blanes, en la Costa Brava, (dónde contraeremos matrimonio y lo celebraremos entre bailes y copas con los amigos) y luego, invitamos a nuestras respectivas familias a comer una paellita en el puerto. Hacía un día espectacular de primavera, y nuestros padres ni conocían el sitio, ni se habían visto siquiera en foto. Lo que a mi imaginación se le antojaba un verdadero caos… ¡no exagero si os digo que debí perder un par de kilos durante la semana! Y es que… por si fuera poco una presentación de dos familias… ¡imaginaros una de tres! Y ahora viene el apunte interesante: mis padres están divorciados desde 1993 y los dos están re-casados en segundas nupcias. De modo que imaginaros la doble tensión que tenía yo… por una parte entre mis padres y, por otro, de mis padres con mis suegros.

La visita al sitio fue un exitazo. ¡Les encantó! La verdad es que es un sitio de ensueño. Un antiguo convento rehabilitado, encima de un acantilado, en el primer pueblo de la Costa Brava subiendo desde Barcelona hacia Francia… ya me enamoré en la primera visita… ¡no os podéis ni imaginar cómo volví de ésta! Os dejo aquí unas fotos para que cotilleéis un poco, ¡y me decís que os parece! Espero estar espectacular… a la altura de la espectacularidad de la localización.

vistas hacia jardins Mar i Murtra entradaaperitivo

comedor

Tras hora y media contemplando las vistas, los espacios, y planeando los mil y un detalles, -y de hacer como 90 fotos de grupo… que si ahora así y ahora asá… resulta que mi suegro, además de cazar, pescar, ser un fan de la acampada, tener un huerto y otras 1.500 aficiones más, es un fanático de la fotografía. Y mi abuela… una mujer muy guapa y elegante, que se comporta como si fuera de la realeza –en casa la llamamos condesa, con cariño- ¡¡ya os podéis imaginar!! Mi abuela posando cual Irina Shayk pero con ropa –y 60 años más- mi suegro fotografiándola de todos los ángulos y echándole piropos… mi madre, fan de la jardinería y de su móvil nuevo sacando fotos a todas las plantas y al paisaje y colapsando su perfil de Facebook… mi hermano y mi padre fumándose un piti aquí y allá, todos fotos arriba y fotos abajo… y lo cierto es que tuve una sensación que se reafirmó en la comida: parecíamos una auténtica familia. De aquellas compuestas por personas tan diferentes pero con una cosa tan importante en común. En la comida mi madre y la suya hablando de cómo lo harían cuando fueran abuelas, su padre que para cuándo un nieto, mi abuela picoteando de los postres de todos y riéndose a carcajadas de las bromas de mi suegro, en fin… todo súper natural.

La comida pasó bastante rápido. Casi un momento enloquezco pues comenzaron a hablar de política –yo sudando porqué los conozco a todos y tengo la sensación que si nos hacen votar a todos los que estábamos en la mesa, salen todos los partidos políticos, madre mía!-, pero afortunadamente abortaron tema rápido. Salió el tan socorrido futbol… un poquito conflictivo también… pero que pasó sin pena y sin gloria y llegó el temazo:

– Por cierto, chicos ¿cómo os conocisteis?

Pues nos conocimos como cualquier pareja actual, éramos amigos hasta que dejamos de serlo… y ello no comulga demasiado con las creencias religiosas de mi abuela, que se lleva unos disgustos con el tema… En fin, también pasó por alto.
Y entonces, llegó el momento crucial de la jornada en el que mi madre volvió a insistir a M por enésima vez que tocara el violín en la boda. A lo que dijimos los dos al unísono, ¿dónde has visto tú que un novio toque el violín el día de su boda? Bastante nervioso va estar el pobre como para tocar el Canon de Pachelbel… que era el hit solicitado. Mi hermano que claro que sí, que tenía que hacerlo… mi suegra que se le caía la baba como para pasar un mocho industrial por debajo… y en esas, mi padre da un golpe encima de la mesa y dice:

– ¡Pues eso!¡Si no hay violín, no hay violón!

Y todo el mundo con un ataque de risa… mi madre, su marido, mi abuela, mis suegros, mi hermano… y M y yo como un tomate mirando al suelo. ¡Qué vergüenza!

En realidad fue un día en familia GENIAL, que superó con creces toooodaaaas mis expectativas.

Esther

Anuncios

7 pensamientos en “¡Si no hay violín, no hay violón!

  1. Aunque me has contado, – a petición mía, todo hay que decirlo- esta comida unas cuantas veces, sigo riendome tanto! Tenéis que pedirle a Esther que haga un video blog porque si vierais además como se pone en situación cuando lo explica! Jajajaja!!! Un beso, M*

    Me gusta

  2. Buenísima la explicación. Con tantos detalles ya casi me imagino a la abuela, el suegro, la suegra, el padre, la madre, el novio. Cuando yo era pequeña, en el TBO salia una família parecida, era la familia Ulises. Buenas tardes

    Me gusta

  3. Que fotos más chulas!!!! Donde es exactamente? Es que yo, hace unos cuantos años, “me movia por allí” y sabia de un camino muy bonito bordeando el mar.
    Muy buena la explicación “familiar”…. No me ha sido dificil imaginarme las situaciones.
    Espero que cuando llegue “el evento” nos pongas muchas fotos con sus respectivos comentarios.

    Me gusta

    • Hola Mairead!! Es ElConvent de Blanes, al lado de Cala Sant Francesc y Jardines Mar i Murtra!! Es un sitio con una magia brutal… Y cerca del mar por que yo… Nací en el Mediterráneo, como dice Serrat…

      Ai Cifu!!! Jajajajaj mira que ets burra!!! 😉

      Gracias Nuria!! Jajajaj hablaré con mi madre a ver si ella conoce la familia del TBO!! Desde luego que fue una de aquellas situaciones en la que te sientes un poco responsable de lo que haga/ diga todo el mundo porque los conoces… Y estaba tensa tensa!! Al final resultó ser genial!! Y los jóvenes terminamos yéndonos a tomar un gin tonic con mi padre a un chiringuito en la playa en plan chill out!!

      Besos!!! E*

      Me gusta

  4. Pingback: ¡Habemus pisazo! |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s