Curso de cocina japonesa

El pasado lunes asistí a un curso de iniciación a la cocina japonesa de dos horas en Delishop. Por lo que entendí, Delishop cede el espacio (muy chulo y inspiring) y Comer Japonés organiza los cursos.

Cotilleando su web, he visto que organizan cursos de distintos niveles y temáticas, en Madrid, Barcelona y Valencia. También nos recomiendan restaurantes japoneses y nos explican recetas, en definitiva, toda una guía para sibaritas de la comida nipona.

Me dio vergüenza sacar la cámara nada más llegar al cooking space, quedaba raro y no tengo fotos del lugar, pero podéis ver el cooking space en la web de delishop http://www.delishop.es/list/60/44/2/1/1/Alquiler-de-espacio.htm, que también me gustó mucho.

He de reconocer que iba un poco “cagada” al cursillo, porque soy muy torpe y cocinar no es lo mío. Se suma a este miedo el hecho que después te tienes que comer lo que has hecho, sea un desastre o no, y una es sibarita. Ah! y al entrar vi que teníamos que usar un cuchillo enorme (horror! me imaginé cortándome un dedo).

Afortunadamente, el chef Takeshi nos explicó todos los procesos muy bien y el resultado de mi curso fue un Notable alto, alto por que todavía conservo los 10 dedos de las manos.

Primero, nos explicó cómo hacer el arroz y mezclarlo con el vinagre, luego cortó el salmón de Alaska (muy importante, no era atlántico, como el que acostumbramos a comer, era de más lejos). Quitó la piel del salmón y las espinas y nos enseñó a enrollar nuestro primer futomaki, al menos a mí, que no había tocado un alga nori con las manos en la vida, solo la había comido. Aunque he de decir que, como en todos lados, siempre hay alguno que antes de que le expliquen algo, ya domina la técnica. Y para no romper la estadística, el chico de mi derecha sabía muchísimo más que el chef, sabía tanto que más que futomakis le salieron butifarres esparrecades. A parte de ser bastante expansivo, enguarró su zona de trabajo y la mía, cuando pasaba un plato con comida para poner dentro de los rollitos, cogía el doble de todo, una parte para el maki y la otra para comérsela en el momento.

En fin, lumbreras aparte, aquí os presento mi primer ejemplar de futomaki. Para ser tan manazas, estoy bastante orgullosa de él .No tengo más fotos de mi cena por que tenía las manos demasiado llenas de arroz como para tocar una cámara.

image

No recuerdo el orden, pero luego hicimos makis de salmón y uramakis de surimi. Éste último es diferente de los otros, el arroz no está en el interior del alga sinó al revés,el alga está dentro y el arroz fuera. Estos me salieron fatal, muy fatal. Por último hicimos unos temaki de anguila (son como unos conos). He de confesar que, estoy sorprendida con el resultado de mis makis en todas sus variedades, los cené y estaban muy buenos. Debo decir, que he eludido deliberadamente que cada uno me quedó de un tamaño diferente, pero, como siempre he oído que el tamaño no importa, lo comento sólo de pasada.

En definitiva, una forma divertida de pasar una tarde-noche de un lunes vulgaris, cocinando con desconocidos y cenando japonés. Todo gracias al regalo de reyes de mi hermana.

Al finalizar el curso nos hicieron entrega de un diploma y una bolsita con todas las recetas que pusimos en práctica, una esterilla enrolla-makis (no recuerdo como se llama) obsequio de Lekué e información sobre los demás cursos que organiza ComerJaponés. Me gustó que cuidaran todos los detalles, nos ofrecieron un vino, todo estaba muy limpio y la atención recibida fue genial. Para ser un poco tiquismiquis, que lo soy, me hubiera gustado un poco de música de ambiente y que el lumbreras de mi derecha estuviera más lejos.

La única duda que me ha quedado es, ¿por qué al chef Takeshi no se le pegaba el arroz en las manos y yo tenía granos de arroz pegados por todos lados? ¿Será que los chefs japoneses tienen una piel antiadherente o será que algo hacía mal?.

Es una duda que tendré que resolver en el próximo curso que haga, sin duda, tengo ganas de repetir.

Anna

Anuncios

7 pensamientos en “Curso de cocina japonesa

  1. M’encanta el menjar japonés i a casa meva ningú m’acompanya en aquesta faceta. Veig que només podré disfrutar d’aquesta cuina si faig el curset. Això si, cal que sigui fàcil perquè jo soc de cassola de terra i cullera de fusta. Això de l’esterilla japonesa ja em supera. A veure què!!! Ara,jo seré de les de l’arròs enganxat, segur!!!

    Me gusta

  2. La verdad es que parece divertido enrollar “futomakis” y sí te quedó monísimo Anna aunque he de confesarte que yo me veo mas haciendo un cursillo de repostería que domino bastante los dulces porque la última vez que visité un japonés me limité a comer solo “pollito rebozado” creo que eso no cuenta mucho si me preguntan si me gusta la comida japonesa…. jeje

    Me gusta

  3. Hosti tu, quin regal més bó, felicitats per tindre una germana amb tant de criteri. Me’l apunto pel futur.

    Ja saps que a mí m’agrada molt cuinar i menjar més encara, però no estic dotat amb l’habilitat manual que cal per l’elaborada cuina japonesa. En altres paraules pots estar molt orgullosa de la forma armoniosa dels teus makis, almenys si els compares amb els cagallons que haurien eixit de les meues mans.

    En una cosa no et puc donar la raó, el ganivets grans i ben esmolats, de cuiners de veritat vaja, són la millor garantia de que no et tallaràs. No hi ha com un ganivet petit, sense fil, una mala superfície per recolzar-lo, per fotre’t un bon tall.

    Me gusta

  4. Ana me encanta la idea de que te aficiones a los ” fujimori” o como se llamen… yo le llamo a todo makis y acabo antes!!! A ver si nos sorprendes una noche de estas. Los primeros que hice yo ( a ver si encuentro las fotos ) parecian brazos de gitano ( me refiero al pastel!!!, por cierto que curioso nombre, nunca antes me lo había planteado).

    Me gusta

  5. Ostras, me parece muy original el regalo de tu hermana y me gusta mucho que hayas compartido esta experiencia con todos nosotros… Yo, la verdad y ya lo sabes, el “japo” como que no…. Pero pienso que debe ser un arte saber hacer este tipo de comidas…. Nada, nada, que está muy bien, lástima del “lumbreritas”…

    Me gusta

  6. S’amacomulen els coments…. Això de anar tant a topeee no va bé! Anna! Quin curs més xulo! A mi abans no m’agradava gens però al meu marit li agrada molt i ara.. A mi també! L’altre dia vem anar amb els nens i els hi va agradar molt tb! Jejej! Una vegada… No recordo a on… Vaig veure que feien cursos i si eren un grup de 8/10 persones venien a la casa particular a fer-ho! Un petonet girls! 😘

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s