Incumplimiento de promesa

Ya sabéis que no es muy mi estilo prometeros un post para un día y no publicarlo, pero esta vez voy a cambiar mi temática del post de hoy, aún habiendo dicho en Instagram que hoy publicaría todos los detalles de la boda de Silvia y Carlos en Ibiza el pasado sábado.

20140917-205145.jpg

Y es que hoy me he despertado a las 6 de la mañana de España, he viajado a Chicago de vuelta… y acabo de llegar como quién dice… y ahora son las 4 de la madrugada en España.

Vuelos horribles: dos gordos roncando como cerdos, bebés llorando, la de mi lado viendo sólo comedias y partiéndose de la risa a todo trapo… en fin, que no he pegado ojo y estoy para el arrastre!

Además la he liado parda, me he dejado un pu– papel que nadie nos había dicho que además de con el visado teníamos que viajar con él y me han tenido retenida en el control/aduana más de una hora. Casi pierdo el transfer!!

Os lo prometo, el martes vengo más y mejor!! Y a cambio os prometo notición el mes que viene!!

Besitos y dulces sueños! Que a Elisa le vaya bien mañana su tercer día de cole, Anna! ;)

Esther

El primer día de muchos días

Me tendréis que perdonar pero hoy me pondré un poco sentimental. Como sabéis, esta semana todos (o casi todos) los niños han empezado el cole y Elisa no iba a ser menos. El principio de una nueva etapa para todos.

Hace un tiempo escribí sobre la decisión trascendental de buscar EL colegio para tu hijo y todas las dudas que te genera. Hoy quería explicaros las sensaciones y dudas de un primer día de cole sobretodo pero para los padres.

El día antes que empezara el cole dormí fatal, creo que tenía más nervios y preguntas que nadie, ¿como le irá? ¿le gustará el cole? ¿llorará? ¿habremos acertado? ¿me acordaré de cómo llegar? ¿será duro organizarse por la mañana? ¿lo conseguiré? ¿llegaré tarde a todos los sitios? ¿me olvido algo? Y un laaargo cuestionario que me impedía dormir y a los cuales no podía dar repuesta.

¿Porqué tantas inseguridades? ¿Por qué tantas dudas? Aquí sí que tengo respuesta: Por que todo lo que envuelve a Elisa quiero que sea perfecto y no quiero equivocarme en nada. Elisa ya no es un bebé, tiene casi tres años aún nos necesita y la necesitamos  pero por mucho que nos cueste tenemos la obligación de ayudarla a crecer y a afrontar sus nuevos retos y etapas con normalidad, que a la vez también lo son para nosotros. Con madurez y serenidad y me he dado cuenta, que de esto me faltan bastantes dosis. Reconozco que me estreso con facilidad!

Nunca pensé que me sentiría, por que no reconocerlo, desbordada y insegura ante el primer día de escuela de Elisa (y eso que ya fue a la guardería), me creía más capaz de afrontar el hecho que mi hija crece y rápido.

image

El lunes, fue un día más especial y importante de lo que podía esperar. Realmente se te rompe el corazón cuando dejas a tu hijo “indefenso” llorando, me creía menos blanda, por así decirlo. Estoy todo el día pensando en ella. ¿Qué estará haciendo?.

Estoy segura que está siendo más durillo para mi que para ella. Al final, ella todavía no se da cuenta de este pequeño gran cambio.

¿Pero…Os preguntáis qué hizo Elisa, no? No puede faltar un pequeño apunte de su primer día.

Su primera reacción no me sorprendió para nada: Llanto dramático. Pero cuando la fuimos a buscar, nada que ver! Estaba taaaan contenta! Nos quería contar tantas cosas que no daba abasto. Súper eufórica.

Qué alegría y que descanso! Todo había ido bien.

Mañana más!

Anna

Papá quiero ser “estrella”.

Ya estamos otra vez con un programa de niños promesa. Y ya estamos otra vez que no se si me gustan o no.

El programa en cuestión del que os hablo es el nuevo show presentado por Jesus Vasquez, “Pequeños Gigantes” y es una mezcla de “Tu si que vales” y aquel de los coach de niños que ahora no recuerdo como se llamaba, si hombre…, eso, “La Voz”.

Sin título

Según parece y a juzgar por la gran cantidad de ellos, este formato de programa vende. Yo personalmente no suelo comprarlo, pero reconozco que si de casualidad lo veo y me gusta quien aparece lo dejo, eso sí, a parte de Velvet la pasada temporada, hace bastante tiempo que no me engancho ni a ningún programa ni a ninguna serie.

(Por cierto, alguien sabe cuando vuelve Velvet? todo el verano sin ver a Miguel Angel se ha hecho duro ;-))

Pero bueno, más que de mis gustos televisivos, que seguramente son nefastos, hoy quería  plantear el debate acerca de si es bueno llevar o no a nuestros hijos a este tipo de programas. Si deben, los padres, potenciar a sus hijos un talento innato que tengan, ya sea para cantar, para bailar, por cualquier deporte, lo que sea o deben velar para que dediquen su tiempo a los estudios y a divertirse jugando que es lo que en principio deben hacer los niños, ¿no?. Incluso, y lo digo desde el desconocimiento profesional de la materia, cuando son niños ¿el aprendizaje también debería ser jugando? Todas estas dudas se me plantean cuando veo un programa de estas características.

Por un lado entiendo que si tu hijo es bueno en algo, bueno a un nivel superior a la media, si realmente tiene talento por alguna cosa, se le debe potenciar aquello, encaminar su vida por y para ello porque solo así conseguirá ser alguien, eso sí, siempre y cuando eso le guste. Lo que no se puede es forzar, ni intentar un padre o una madre cumplir su sueño frustrado a través de sus hijos. Una cosa es lo que nos hubiera gustado ser a nosotros y la otra lo que quieran ser nuestros hijos. Por otro lado esta la parte más negativa y que peor llevo, el fracaso. No sé si un niño de esa edad esta preparado para el NO, para el NO vales. Si que mejor cuando antes lo sepa mejor pero, ¿de una forma tan directa, tan cruel, delante de todo el mundo? Ya veis, un cúmulo de contradicciones. ¿Qué os parece a vosotros?, ¿De qué bando estáis?.

Con este tema en el aire para pensar un poco sobre qué hacemos con nuestros hijos me despido hasta el viernes.

Maria

Pd: Antes de terminar este post me entero que también están haciendo “Tu cara me suena mini”, esto es un no parar.

J G MELON – NYC (un must!)

Hoy os traigo mi más ferviente recomendación del verano: J G MELON. Y os preguntaréis: ¿Y ésta qué dice? Pues lo que oís: LA MEJOR HAMBURGUESA DEL MUNDO.

Creédme: ¡soy sibarita! ¡y no es nada caro!

Si vais a NYC no podéis dejar de ir a este restaurante tradicional de Manhattan a degustar una de sus riquísimas hamburguesas.

20140908-223438.jpg

Está situado en el número 1291 de 3rd Avenue (con 74th Street) y no hace falta reservar. Debéis pedir cualquiera de las 7 primeras cosas que salen en la carta. Yo me decanté por una “Bacon Cheese Burger” con patatas -como side-. Los ingredientes son de primerísima calidad, la cantidad de pan no agobia la cantidad de carne -equilibrio perfecto-, el bacon crujiente pero en su punto, la carne jugosa… se me está haciendo la boca agua solamente de pensarlo… ¡¡¡bbrrr!!!

20140908-223746.jpg

Dejaos de historias y no me vengáis contando que a la hamburguesería que de verdad hay que ir en NYC es la del Hotel Meridien -os están vendiendo la moto-, porque tal y como nos dijeron dos amigos de NYC, allí sólo van españoles. Probad ambas. Yo ya lo he hecho y ni punto de comparación.

20140908-223452.jpg

En cambio todos los neoyorkinos están en “Melon’s” que es así como le llaman.

No dudéis en probarlo!! Y ya me contaréis!! Es maravillosa!! Best Burger Ever!!

Esther

Tengo un clon

Todos hemos jugado alguna vez a encontrar parecidos razonables. Seguro que alguna vez habéis visto a alguien por la calle o por la tele que se parece a un amigo o incluso algún amigo se parece a un famoso.

Mi caso roza ya lo exagerado. Sieeeempre me dicen que me parezco a Drew Barrymore, cosa que yo no veo mucho. Tanto que han llegado a decirme:

-me suenas mucho, nos conocemos?
-no, no nos conocemos.
-eres actriz?
– no
– ah! No! Me has recordado a la niña de ET.

image

Bueno, hasta aquí bien por que ya lo tengo superado. Aunque hace poco me relacionaron con Milla Jovovich. Reconozco que me sorprendieron. No nos parecemos nada, ya me gustaría.

Pero el tema de mis parecidos razonables ha ido en aumento y roza lo grotesco!. Mi prima Anna que tiene 10 años, me dijo que me parezco a una actriz que se llama Susan Lewis. Y ciertamente, tenemos un aire! Incluso yo misma me doy cuenta. No puedo decir que seamos clones pero podríamos ser hermanas. Anna tiene un buen ojo!

image

El yuyu más grande, pero, lo tuve revisando una foto que tomé yo misma hace unos meses de mi  prima pequeña. Detrás de ella estaba mi hermana gemela! No exagero! Mismo pelo, misos gestos, mis a edad…flipante! Tengo un clon!

Ciertamente, me perturba un poco saber que por el mundo anda alguién clavadito a mi. Miedo? No?

image

Os prometo que no soy yo! yo estaba tomando la foto. Verdad que nos clavaditas?. Cada vez q miro la foto me entra un repelús…

¿Os ha pasado a vosotros algo parecido? Tenéis clones también?

En fin, quizás, como decía el libro de Saramago, tenemos un hombre duplicado y yo los estoy descubriendo todos. Gran libro, por cierto! Tendré que releerlo por si vuelvo a encontrar a mi gemela desconocida.

Yo y mis clones nos despedimos! Pasad un buen finde que todavía es verano y si encontráis parecidos razonables, me lo contáis.

Anna